1.1   El porfiriato

 

 

 

El porfiriato es el periodo de la Historia de México que se conoce así por su antagonista (o protagonista según se vea): Porfirio Díaz Mori (1830-1915), quien permanece en el poder desde el año 1876 hasta 1911. En el periodo constitucional del 1 de diciembre de 1876 al 30 de noviembre de 1880 que es “electo” presidente de la república, pues “la cámara de diputados es materialmente amenazada a punta de fusil[1] en ese entonces no era lícita la reelección, así que permanece un mandato fuera de las elecciones, es decir cuatro años[2], durante este periodo ejerce como Gobernador del Estado de Oaxaca (en realidad es el poder detrás del poder), en donde se reforma la legislación para que un ex-presidente pudiera ser elegido nuevamente, y así asume el poder en 1884, es allí en donde consigue una reforma Cuadro de texto: 1876-1880 _1º
1880-1884 -
1884-1888 _2º
1888-1892 _3º
1892-1896 _4º
1896-1900 _5º
1900-1904 _6º
1904-1910 _7º
1910-renuncia
constitucional para poder ser reelegido indefinidamente. Asume la silla por cuarta vez en el periodo de 1892 a 1896, la quinta reelección abarca de 1896 a 1900, el sexto periodo es de 1900 a 1904. En 1903 se reforma una vez más la Constitución para prolongar el periodo presidencial a seis años (herencia que tenemos hasta el año 2007) y en 1904 crea la vicepresidencia. En 1904 inicia su séptimo periodo en la presidencia, ya con seis años en la presidencia dura hasta 1910 en donde consigue nuevamente la silla presidencial, sin embargo por las múltiples presiones renuncia en 1911 y embarca rumbo a la Habana (Cuba), posteriormente a Europa. El 2 de Julio de 1915 a la edad de 84 años fallece en Paris (Francia)

Bajo la dictadura porfirista México consiguió un importante progreso económico (que sólo benefició a una minoría), aumentaron las inversiones de capital extranjero (que poseían gran parte de la riqueza nacional), favoreció la construcción y expansión de la red de ferrocarriles (construidos expresamente para la explotación del obrero principalmente en las minas del norte del país), se elevó el desarrollo de la minería de plata (que exportábamos directamente a Europa a bajísimo costo), se instaló la primera línea telefónica (del Castillo de Chapultepec a Palacio Nacional para servicio propio del presidente), se inauguró la comunicación vía telégrafo en Oaxaca, y así podemos seguir con la lista de “logros” del porfiriato, sin embargo todos estos datos quedan en el aire si no se tocan las relaciones laborales; es decir, cómo estaban los trabajadores en esa época.



[1] Duffy Turner, Ethel (2003). Ricardo Flores Magón y el Partido Liberal Mexicano. México: Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. p. 17.

[2] En la Constitución Política de 1857, sección II llamada “Del poder ejecutivo” encontramos el artículo 78 que dice: “El presidente entrará á ejercer sus funciones el primero de diciembre y durará en su cargo cuatro años”