Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

Audio
11:13
Discurso completo
DISCURSO DEL
PRESIDENTE DE MÉXICO,
ERNESTO ZEDILLO
Diciembre 14, 1994


Muy buenas noches.

México debe ser, México necesita ser, una Nación unida. A lo largo de este año, los acontecimientos en Chiapas han preocupado y han dividido a los mexicanos. Todos reconocemos las condiciones de larga y profunda injusticia, miseria y abandono que han prevalecido en Chiapas y que abonaron la violencia.

Todos reconocemos la urgencia de atender en sus raíces las causas de violencia, para poder construir un desarrollo con bienestar, equidad y justicia.

Todos reconocemos la importancia de buscar por todos los medios, el alcanzar un acuerdo definitivo, fincado en el diálogo, la concordia, la negociación y el respeto.

El día primero de enero de este año, estalló la violencia en algunos poblados de Chiapas. El día diez de enero, se nombró un representante gubernamental para buscar la paz.

El día doce de enero, el Gobierno Federal declaró unilateralmente el cese al fuego.

El 16 de enero, el Gobierno Federal promovió ante el Congreso de la Unión, una Ley de Amnistía para beneficiar a quienes se habían inconformado.

La Ley de Amnistía fue aprobada por todos los partidos políticos representados en la Cámara de Diputados y fue promulgada el 27 de enero.

El 19 de enero, el Gobierno Federal permitió el establecimiento de zonas francas, con lo que el área del conflicto ha permanecido sin autoridades federales, estatales o municipales, y sin jurisdicción encargada de la aplicación de la ley.

Además, desde el inicio del conflicto, se ha alterado gravemente la prestación de servicios básicos, como los de la educación para niños y jóvenes.

A partir del 20 de febrero y por espacio de diez días, se llevaron a cabo conversaciones directas entre el representante del Gobierno Federal y el EZLN.

En el curso de las pláticas, la representación del Gobierno Federal recibió y dió respuesta positiva a la inmensa mayoría de los 32 puntos presentados por el EZLN.

El EZLN acordó llevar a consulta con sus bases la respuesta del Gobierno Federal.

Aun antes de esa respuesta, el Gobierno Federal comenzó a aplicar los puntos de la respuesta que atendían a rezagos sociales en las zonas del estado a las que había libre acceso.

El once de junio, el EZLN hizo público que sus bases habían rechazado los acuerdos de paz propuestos por el Gobierno Federal.

El 16 de junio, renunció el representante del Gobierno Federal y a los siete días se nombró un nuevo representante, con instrucciones precisas de reabrir el diálogo.

El nuevo representante gubernamental intentó en doce ocasiones diferentes establecer contacto con el EZLN para reiniciar las negociaciones directamente.

El EZLN, como es sabido, nunca aceptó dialogar con el nuevo representante del Gobierno Federal.

Como lo ha revelado el propio EZLN, desde antes de asumir la Presidencia de la República, procuré establecer un diálogo directo con ellos.

De hecho, pude hacerles llegar seis comunicaciones escritas e incluso en una ocasión recibieron ellos a un enviado personal mío.

Esas gestiones para iniciar el diálogo también fueron infructuosas.

Como candidato a la Presidencia, como candidato triunfante, como Presidente Electo y desde el acto mismo en que presté la protesta constitucional como Presidente de la República, he señalado que el diálogo y la reconciliación son indispensables para llegar a la paz y la concordia que todo México demanda.

El diálogo y la negociación son el único camino para lograr acuerdos que den plena satisfacción a quienes tienen reclamos e inconformidades justas, y a la vez, respeten los derechos de quienes cumplen con la ley.

Lamentablemente, hace unos días, el EZLN anunció su intención de emprender acciones violentas.

El conflicto en Chiapas ha mantenido en zozobra a la sociedad mexicana. Ha significado la suspensión de las condiciones constitucionales de soberanía nacional en una parte considerable del estado de Chiapas, cerca de una frontera internacional.

El conflicto se ha erigido como causa de división entre los mexicanos y representa una amenaza constante a la tranquilidad pública, a la paz y la justicia.

En el estado de Chiapas, el conflicto ha significado, además, el deterioro agudo de las condiciones económicas y sociales de la población. Muy señaladamente, de los sectores y los grupos más necesitados.

Ahora, estando cerca de cumplirse ya doce meses del estallido de la violencia, el Gobierno de la República considera que su obligación es procurar un cambio en la circunstancias que conduzca a la paz, la negociación y el establecimiento de condiciones para un desarrollo con justicia social.

Hoy reitero que el diálogo es el único camino para una solución perdurable y una paz digna para todos.

Un diálogo que privilegie la justicia y respete la Constitución General de la República.

Un diálogo que atienda con rapidez y eficacia las legítimas causas de inconformidad.

Un diálogo sin prejuicios de ninguna parte y que comprenda todos los temas de interés para todas las partes.

De ahí que el día de hoy formulo un nuevo llamado al diálogo y propongo un mecanismo concreto para su inicio cuanto antes.

Propongo que se establezca una Comisión para el Diálogo y la Mediación por la Paz, integrada por miembros del Honorable Congreso de la Unión, cuyo propósito sea mediar entre el Gobierno Federal y el EZLN.

Propongo que cada uno de los partidos políticos representados en el Congreso de la Unión nombre un legislador de cada una de las Cámaras, para integrar la Comisión.

De este modo, la Comisión consistiría de siete miembros: dos, del Partido de Acción Nacional; dos, del Partido de la Revolución Democrática; dos, del Partido Revolucionario Institucional; y uno, del Partido del Trabajo.

La integración de la Comisión reflejaría la pluralidad política de la representación nacional, y a la vez reflejaría el consenso que existe entre todas las fuerzas y partidos políticos por la paz con dignidad y justicia.

La integración plural de la Comisión, además, garantizaría su independencia respecto del Poder Ejecutivo y aseguraría la genuina neutralidad que es inherente e indispensable a toda labor de mediación.

Propongo que esta Comisión procure el contacto inmediato con el EZLN, establezca el diálogo, escuche causas de inconformidad y promueva los pasos necesarios para convertirse en una instancia activa y auténtica de mediación.

Además, considero que la Comisión podrá recabar elementos de juicio de todas las partes involucradas e interesadas en el conflicto.

Así también, la Comisión tomaría conocimiento detallado de la situación económica, social y política que se vive en el estado de Chiapas.

En el conflicto de Chiapas, como en cualquier otra circunstancia que divida y amenace a los mexicanos, no cejaremos hasta lograr el establecimiento de una paz justa, digna, definitiva y respetuosa de la ley.

Hoy reitero enfáticamente que estoy convencido de que es posible lograr una nueva negociación que nos conduzca a esa paz digna, justa, definitiva.

Hoy reitero también que en Chiapas no debe haber violencia, nadie la desea. Ni el Gobierno Federal, ni ninguno de los partidos políticos, ni las organizaciones sociales, ni la opinión pública. Estoy seguro de que el EZLN tampoco desea la violencia.

El Ejército Mexicano mantendrá unilateralmente el cese al fuego.

Hoy reitero que el camino debe ser la paz, y para llegar a ella están abiertas las vías del diálogo.

A nadie se le han cerrado estas vías; están abiertas y así permanecerán siempre en Chiapas y para cualquier otro conflicto.

Todos quienes deseamos una patria de paz, una nación de equidad, un México de justicia, estamos a favor del diálogo.

Vamos a emprenderlo, pensando en el México justo y generoso que merecen nuestros hijos.

Muy buenas noches.

 

 

Texto íntegro del discurso pronunciado por Ernesto Zedillo Ponce de León, el 14 de diciembre de 1994, desde el salón Venustiano Carranza, en la residencia oficial de Los Pinos.


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94