Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

CUANDO LA GUERRA ENTRÓ
A SAN CRISTÓBAL

Enero 12, 1994
Crónica del Periódico TIEMPO

Reporte número 27.- 12 de enero

San Cristóbal.- Manuel Camacho Solís, encargado de la paz y la reconciliación en Chiapas, acompañado por Samuel Ruiz García, obispo de la Diócesis, y del General Othón Calderón Carrillo, comandante del operativo en la zona urbana de San Cristóbal, así como de otras autoridades civiles y representantes de comunidades indígenas de distintas partes del país.

Leyó el mensaje de Carlos Salinas de Gortari. Luego expresó unas palabras en Tzeltal, dialecto que predomina en las zonas en conflicto, tradujo al español el Vicario de la diócesis Gonzalo Ituarte Verduzco, las palabras del exsecretario de relaciones exteriores fueron dirigidas a hombres, mujeres, niños, jóvenes, muchachas indígenas para externarles que su corazón desea que llegue la paz a Chiapas.

Dijo que el primer paso ya se ha dado al suspender el ejército toda iniciativa de fuego. El segundo paso, dijo se está dando con una fuerte movilización civil de todos los sectores de la sociedad para forzar a las condiciones para poder llegar a la mesa de negociaciones. Y el tercero esperamos, manifestó que se dé pronto que son entablar negociaciones para dialogar, escucharnos, respetarnos.

Respondió luego las preguntas de la prensa, aseguró que el Corazón del problema está en Chiapas, si se corrige el corazón se logrará la paz en todo el país.

Hasta el momento dijo no ha tenido ninguna comunicación con gente del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, dijo estar seguro que serán ellos quienes den a conocer su respuesta ante esta iniciativa del gobierno de México.

Respecto al tiempo que esperará para conocer la respuesta de cuando se desea realmente la paz, no es válido condicionar el tiempo, lo importante es que todo salga bien.

Dijo que la manera como se ha venido solucionando el conflicto no es mágica, es el problema de la claridad de decisiones políticas correctas.

Dijo que él tiene acceso directo con el presidente de la República Carlos Salinas de Gortari, y espera ganarse el respeto y la confianza de otros sectores.

Aclaró que la postura del gobierno con respecto a las acusaciones que se formularon en contra de Samuel Ruiz García, declaró que la posición oficial fue aclarada en un comunicado de la Procuraduría de Justicia, donde se dijo que no existe ninguna acusación en su contra, y dijo el comisionado de la Paz sería un error convertirlo en enemigo, ya que la iglesia y en especial Don Samuel, ha sido un factor importante en (el) avance del proceso.

 

Reporte número 28.- enero 12.

Ocosingo.- Aun más de 70 mil indígenas de 300 comunidades rurales de Ocosingo se encuentran incomunicadas por el Ejército Mexicano, reveló el párroco Pablo Ilibarri quien además denunció que la tropa entró varias veces a la Iglesia para buscar guerrilleros y de que en esta localidad a la fecha se calcula en unos 70 el número de muertos tanto del Ejército Zapatista como del Instituto Armado.

El sacerdote dominico habló así ante un grupo de la Red de Derechos Humanos de Organismos No Gubernamentales que integraron Flora Guerrero de Morelos, Arturo Solís de Reynosa y otros de otras partes de la República.

Entrevistado una hora antes de que arribara escoltado por seis helicópteros Manuel Camacho Solís, Comisionado para la Paz y la Reconciliación y de que centenares de militares desalojaran la cabecera municipal, Ilibarri narró que varias veces los soldados irrumpieron al templo en busca de rebeldes.

La parroquia de Ocosingo además fue acribillada varias veces por elementos del instituto armado.

Denunció que el ejército evacuó por la fuerza a decenas de familias de este municipio y se las llevó a Palenque y que aun se encuentran allá.

Destacó que el aislamiento de las más de 300 comunidades indígenas que son en su mayoría tzeltales es lo más preocupante porque ya no tienen víveres y además no pueden comerciar el maíz y el café que producen en esta región.

Indicó que aparte de la gente de los dos ejércitos que cayó en combate, murieron un número aun no determinado de civiles en los enfrentamientos que tuvieron como escenario este municipio.

En el recorrido que efectuaron los representantes de la Red de Derechos Humanos encontraron enormes charcos de sangre en todos los pasillos del mercado municipal y escasas huellas de balas en las paredes.

En el barrio Toniná un lugareño señaló el lugar donde un comerciante en aceites fue sepultado porque el Ejército no le permitió enterrarlo en el panteón municipal.

Alberto Maldonado se quejó de que no se ha repartido comida para toda la gente afectada por la guerra en esta comunidad.

Dijo que el DIF ha estado enviando comida, pero que es muy poca para toda la gente que habita en este lugar, porque ya tienen 12 días de que llegaron los zapatistas y de que se enfrentaron con las tropas y aun no se pueden llegar camiones para que los comerciantes de este lugar puedan venderlos a los lugareños.

Diversos testimonios de personas de aquí dijeron que lo que se (sic) como resultado del enfrentamiento que sostuvieron fuerzas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y el Instituto Armado hubo como unos 300 muertos que luego el ejército se llevó con rumbo desconocido.

Otras versiones que se hicieron llegar a los ONG fue de que el Ejército disparó sobre personas que estaban internadas en hospitales de Ocosingo.

Antes los organismos señalados detectaron el microbús que fue acribillado por elementos de la tropa donde mataron a 14 personas desarmadas y que aun se encuentra en el mismo lugar donde se sucedieron los hechos.

La unidad móvil presenta 4 impactos al parecer de mortero y decenas de agujeros producidos por armas de grueso calibre, sangre, pedazos de piel y de hueso de cráneo aun se encuentran en este lugar.

En el trayecto a Ocosingo y Altamirano se detectaron 7 camionetas pickup de la Policía Judicial y que fueron incendiadas por el EZLN, además de 14 lugares donde los zapatistas derribaron enormes pinos sobre la carretera además de dos zanjas profundas en la carpeta asfáltica y 4 bloqueos con piedras.

Los organismos no gubernamentales conocieron testimonios de que a partir de las seis de la tarde se establece una especie de "toque de queda" y de que centenares de militares se apostan en las azoteas de las casas con órdenes de disparar sobre cualquier persona.

En Altamirano el grupo de representantes de ONG detectó que la mayor parte del municipio se encuentra militarizado con tanquetas, baterías antiaéreas, morteros y ametralladoras fijas.

Se conoció de que el Ejército no entrega despensas a mujeres que no tengan hijos y esposo.

En Ocosingo a partir de que llegó Camacho Solís ya se habían movilizado cientos de soldados a las afueras del pueblo y habían llegado camionetas de la Comisión Federal de Electricidad y de Teléfonos de México.

 

San Cristóbal de las Casas, Chiapas.-

 

Corralito, Enero 94.- Buitres en lo alto, ladridos cerca y lejos y un ronco cacaraqueo de gallinas armonizado con un suave susurro del viento entre las ramas de los pinos, acompañan a cinco corresponsales de guerrilla que con calosfríos y horror descubrieron el festín de un perro, casi esqueleto y semicalcinado: un ser humano.

Aquí en Corralito a 17 kilómetros de San Cristóbal por un camino de piedras y lodo, se enfrentaron unidades zapatistas con tropas regulares del Ejército Mexicano el dos de enero.

En este lugar donde solamente un anciano parece cuidar a dos comunidades que antes habitaban medio centenar de familias, un perro flaco le ganó los restos casi huesos de quien al parecer fue víctima del bombardeo de la Fuerza Aérea Mexicana.

Con ladridos ante los intrusos, el can arrastraba a su presa y otro miembro de su especie se alejaba con un peroné a las mediaciones del cerro.

A veces se escuchaba el zumbido de unas moscas grandes y negras, que de cuando en cuando se posaban sobre los huesos del infortunado.

Dos días antes de la llegada de los enviados, organismos de Derechos Humanos habían visitado el área junto con unos 120 periodistas y habían constatado la presencia de mochilas verdes ensangrentadas, ropa vieja y cientos de casquillos, pero el cadáver no se encontraba aún.

No se oía ruido de aves ya, solo el gemido del viento cuando con temor unos reporteros comenzaron a disparar sus cámaras y atrapar aquella escena sobrecogedora producto de una guerra motivada por la explotación y represión sobre miles de indígenas en el sureste de la República.

 

"A MI HIJO LO LLEVARON
LOS EJERCITOS"

Antes en la entrada de la comunidad San Antonio de los Baños en medio de extensiones irregulares de tierra, árboles, piedras y maleza quemada, don Roberto Sánchez Pérez indígena tzeltal nos recibe con una queja "a mi hijo lo llevaron ellos, los ejércitos luego de que los cabrones zapatas les hicieron tiros".

También dijo que se llevaron a un amigo suyo y que todavía no regresa, también se llevaron su bicicleta al campamento militar de Rancho Nuevo.

"Se oyía ruidos, bombas, las bombas cayían y cayían y los zapatas corrían palcerro y de allí les pegaban a los ejércitos" decía con aquel tono sonsoneteado de los indígenas.

Dijo que a "unos lo madriaron bastante ellos allá en el campo militar", decía con resignación mientras un pedazo de tela blanca, casi girones ondeaba con la débil fuerza del viento fresco.

Luego vimos enormes extensiones de tierra y maleza quemada. En el interior de las casitas se encontraban restos de comida, ropa revuelta, herramientas, muñecas viejas y botellas de brandy vaciadas quizás en año nuevo.

En algunas de ellas parecía que sus moradores salieron de repente porque había indicios (de) que las mujeres preparaban los alimentos, a otros algo los levantó de sus camas para ya no volver. Caballos sueltos, otros amarrados y perros que amenazaban a los recién llegados.

En Corralito está un "Jetta" que se llevaron los del Ejército Zapatista de Liberación Nacional de una agencia de autos en San Cristóbal.

La escuela vacía, la parcela desolada y dos camionetas cerradas abandonadas completan el panorama que provocó el inicio de guerra en México en la que aun no se definen quienes son los ganadores, hasta hoy sólo hemos visto perdedores.

 

San Cristóbal, enero 12.- Una de las 32 detenciones arbitrarias que realizó el ejército mexicano el pasado 5 de enero a las 8:00 horas, fue cometida en la persona de Marcelino Antonio Méndez Pérez, cuando transitaba por la carretera panamericana a la altura de la gasolinera Aguilar.

Los militares detuvieron el vehículo en que viajaba junto con el chofer Salvador Ruiz Ruiz, un camión de tres toneladas, color blanco, modelo 92, los bajaron del vehículo y fueron trasladados a Rancho Nuevo. Ahí fueron encerrados en un cuarto, atados de pies y manos.

Aproximadamente a las 16 horas fueron trasladados en helicóptero al campo deportivo de esta ciudad, junto con 14 personas más, que supuestamente fueron detenidas de la misma forma que el denunciante.

En el mismo lugar, bajó otro helicóptero en el que fueron trasladados hacia el aeropuerto de Terán, en Tuxtla Gutiérrez. Ahí les taparon la cara y fueron golpeados y obligados a caminar sin poder ver hacia dónde eran conducidos.

Durante el interrogatorio a que fueron sometidos, bajo amenazas de muerte, --ya que les ponían una pistola en la cabeza-- les exigían que se declararan "zapatistas", además pidieron información sobre Domingo López Angel, para involucrarlo con el movimiento armado.

Luego los trasladaron a la policía judicial federal, en donde supuestamente les fue tomada su declaración y encerrados en un calabozo, ahí permanecieron hasta el 8 que fueron liberados, sin devolverles el camión que les fue decomisado, propiedad del señor Andrés Lunes Hernández.

Durante el tiempo que permanecieron encarcelados, se presentaron abogados de la CNDH, o por lo menos eso dijeron, los defensores de los derechos humanos les indicaron que por lo menos permanecerían unos 15 días detenidos.

En el mismo operativo del ejército, se encontraban otros 30 detenidos, entre ellos uno con la pierna derecha rota.

 

 

Periódico TIEMPO
San Cristóbal de las Casas
Enero 12, 1994
  


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94