Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

ENTREVISTA A JAVIER
LÓPEZ MORENO,
GOBERNADOR DE CHIAPAS
POR CRISTINA PACHECO
Enero 21, 1994


 

Tras la renuncia del Elmar Setzer, el martes 18 (de enero de 1994), el Congreso chiapaneco eligió como gobernador a Javier López Moreno. Doctor en Derecho, político y periodista que se inició en "EL DIA" y continuó en "EXCELSIOR".

Nacido en San Cristóbal de las Casas el 19 de noviembre de 1946, fue miembro de la LIV Legislatura y en ella presidió la Comisión de Ecología y Medio Ambiente.

Secretario de Acción Social en el CEN del PRI, jefe de Asesores del presidente de su partido, director de Servicios y Prestaciones del IMSS, Javier López Moreno ocupó también la Secretaría de Educación y Cultura en el estado que gobernará en el momento decisivo de su historia.

Tuve amistad con él durante los años 1977-81 en que colaboramos en "EL DIA". No he vuelto a verlo desde aquellos años, por tanto le agradezco doblemente que en estas circunstancias extraordinarias haya tenido la gentileza de concederme, el viernes 21, una entrevista telefónica que espero ampliar muy pronto en Chiapas.

+ La Otra Ley de Amnistía

PREGUNTA.- Según tus primeros recorridos y las informaciones que te han dado tus colaboradores, ¿cuál es, en estos momentos, la situación que priva en Chiapas?

JAVIER LOPEZ MORENO.- Tenemos apenas 48 horas de haber aceptado esta designación del Congreso del Estado. Es muy poco tiempo.

No obstante esta brevedad, hemos podido echar los ojos en la zona de conflicto y hemos sacado las primeras conclusiones. Una de ellas es que hay un proceso maduro, de restauración de la paz.

Existe la creencia generalizada de que el gobierno del estado tiene que hacerse presente en las zonas dañadas porque su ausencia generaría un vacío, una gran laguna llena de incertidumbre y miedo.

De tal manera, la presencia del gobernador, de los representantes de los otros poderes y de los miembros de su equipo de trabajo es muy importante.

Por otra parte, me he dado cuenta de que hay un reclamo sostenido para que mejoremos el aparato de administración y procuración de justicia, que es el primero que juzga nuestra población.

PREGUNTA.- ¿Qué repercusiones tuvo entre la población la medida de que el ejército se instalara en los alrededores de las ciudades en conflicto y dejarse en manos de la Cruz Roja y otras asociaciones civiles las tareas de auxilio y reparto de alimentos?

JAVIER LOPEZ MORENO.- Entiendo que existe la determinación de que el Ejército siga ofreciendo resguardo a esas poblaciones; pero no hay una ausencia de militares en esta zona porque el conflicto aún no se ha solucionado.

No ha habido un pacto, una transacción, un arreglo honorable. La negación --es decir, el hecho de que las partes en conflicto se sienten a una mesa a dialogar-- ni siquiera se ha iniciado.

En estas circunstancias, me parecería ilógico que el Ejército de pronto se ausentara de la zona de conflicto. Digamos que hay un reagrupamiento de las fuerzas militares --sin que esto signifique desprotección para la población civil.

Pero la verdad es que la población ha visto no sólo con asentimiento, sino con esperanza, la iniciativa del Ejecutivo mexicano de dictar cese al fuego, promover la amnistía y nombrar a un Comisionado para la Paz y la Reconciliación.

PREGUNTA.- A la iniciativa de ley de amnistía que presentó al presidente Salinas y que fue aceptada por el Congreso, se hicieron dos modificaciones. Una de ellas concierne a la liberación de rehenes, entre los que se encuentra el general Absalón Castellanos.

JAVIER LOPEZ MORENO.- Como gobernador del estado, es mi deber moral y político, también mi convicción, formular un llamado al grupo armado que todavía mantiene en su poder al general Absalón Castellanos Domínguez.

Me parece que él es un soldado de la República, un ciudadano, un exgobernador y, por lo tanto, de ninguna manera merece el cautiverio prolongado e injusto.

PREGUNTA.- Sabemos que tú has enviado otra propuesta de amnistía. ¿Cuáles son sus características o especificaciones?

JAVIER LOPEZ MORENO.- Prácticamente contempla lo mismo que la enviada por el Ejecutivo --no podía ser de otra manera-- pero está pensada para los delitos del fuero común. Aquí, con esta ley de amnistía, perseguimos un efecto que en el orden federal no se ha dado.

En Chiapas, por desgracia, con motivo del pasmo, de la sorpresa, de la zozobra que generaron los acontecimientos conocidos de todos, en algunas familias y comunidades empezó a generalizarse el fenómeno de la delación, de la acusación anónima.

En ocasiones también pudo advertirse que los hechos violentos fueron aprovechados por algunos para cobrar facturas atrasadas, querellas domésticas, etcétera.

Anunciar la amnistía es una demostración palmaria, oportuna, de que no queremos que por esa vía se resuelvan los conflictos porque sabemos que lo único que conseguiremos será empantanar las cosas, permitir que se pudran, sin darles solución a los conflictos.

El anuncio de amnistía persigue, en realidad, lo mismo que la iniciativa del Ejecutivo, sólo que dirigida a los delitos del fuero común.

Pero sobre todo, esta iniciativa pretende oxigenar la atmósfera enrarecida que estaba flotando en algunas comunidades donde la acusación, desde el anonimato, está floreciendo de manera absolutamente inadmisible.

+ Volver a Ocosingo

PREGUNTA.- El miércoles visitaste la zona de Ocosingo. Se dijo que no habías permanecido allí ante la amenaza de que se presentaran miembros del EZLN.

JAVIER LOPEZ MORENO.- En primer lugar, no es cierto que haya salido de Ocosingo en virtud de que pudiera haber grupos armados, posibilidad de tiroteos, acercamiento de los adversarios. Agradezco la oportunidad que me das para precisar los hechos.

Lo cierto es que en mi discurso de toma de protesta dije que, como gobernador del estado, haría la invitación, a los representantes de los otros poderes, para trasladarnos a Ocosingo e iniciar allá los actos de gobierno.

Mis palabras fueron malinterpretadas: se creyó que trataba de trasladar la sede de los poderes a Ocosingo. No fue así. Quise llevar el espíritu y la acción del gobierno al centro del conflicto. Lo hice.

Estuvimos unas horas en Ocosingo, adonde pienso volver mañana con un grupo más numeroso de colaboradores. En Ocosingo las tareas de rehabilitación se iniciaron hoy mismo, a las ocho de la mañana.

Insistiré: no es verdad que ante la posibilidad de agresiones de los grupos armados yo haya salido de Ocosingo.

PREGUNTA.- Dado tu cargo actual, ¿te interesaría tener comunicación o contacto directo con los miembros del EZLN?

JAVIER LOPEZ MORENO.- No. No es tanto cuestión de interés, cuanto de limitación de competencias, de jurisdicciones. Mi responsabilidad como gobernador no tiene relación con ese grupo.

Por otra parte, ya se determinó --cosa que respeto-- que un hombre, que por cierto lo ha hecho muy bien, se encargue de las negociaciones y del diálogo con los miembros del EZLN.

PREGUNTA.- Pero si el subcomandante Marcos, por ejemplo, te propusiera un diálogo, ¿lo aceptarías?

JAVIER LOPEZ MORENO.- Como gobernador del estado, en la situación de emergencia en que nos encontramos, no podría cerrar los ojos ni los oídos a ninguna propuesta de ningún grupo de la sociedad.

+ Religión y Desolación

PREGUNTA.- Ha sido muy acertada la actuación del licenciado Manuel Camacho Solís como Comisionado por la Paz y la Reconciliación. Junto a él destaca la actuación del obispo Samuel Ruiz. ¿Consideras que esto amplía y fortalece la influencia de la Iglesia católica entre la población?

JAVIER LOPEZ MORENO.- Esto es ostensible. La verdad, tengo un gran reconocimiento al obispo Samuel Ruiz, pero no es tan importante mi respeto como el que le tiene su feligresía.

Agregaré que tengo también reconocimiento por el trabajo que han hecho los otros dos obispos: Felipe Aguirre, de Tuxtla Gutiérrez y Felipe Arizmendi, de Tapachula.

Reconozco que la Iglesia, sus prelados, sus representantes, son un factor muy importante para la conducción social de Chiapas, y más ahora. En consecuencia, si queremos reordenar las cosas tenemos, no solamente que hablar con ellos, sino ponernos de acuerdo.

PREGUNTA.- En muchos otros estados de la República --por ejemplo en Oaxaca, vecino tuyo-- también están cobrando una presencia cada vez mayor las sectas religiosas.

JAVIER LOPEZ MORENO.- Permíteme decirte que no me gusta que denomines "sectas" a los grupos no católicos. Creo que deben llamarse iglesias.

PREGUNTA.- Esas iglesias han entrado en conflicto con quienes practican la religión católica. Esto ha generalizado violencia que, en estos momentos, podría tener consecuencias nefastas. Supongo que habrás pensado en contener ese tipo de manifestaciones.

JAVIER LOPEZ MORENO.- Por el espacio tan breve que vamos a tener en el gobierno del estado, no nos corresponderá más que precisamente, contener esos hechos. Serán otros, una vez que se reconstruyan las condiciones objetivas, quienes tengan que hacer el trabajo de ir a las causas de esos conflictos.

La verdad es que durante años hemos tenido aquí un descuido muy grave, muy severo, por cierto no imputable a los gobiernos del estado sino al gobierno de la Federación.

Hay comunidades a las que ha ido una iglesia, ha catequizado, ha vuelto conversos a su religión a quienes antes practicaban la católica.

Cinco años después llegaron a esos lugares otros misioneros, con otra buena nueva y entonces reconvirtieron a buena parte de la población a un nuevo credo.

Después llegaron otros y así, sucesivamente, hasta que entre todos trituraron el alma de esas comunidades: se las disputaron como si fueran algo absolutamente comercial y el resultado es que, al final de cuentas, sólo hay desolación.

+ El Derecho a la Información

PREGUNTA.- Hablemos de la frontera sur.

JAVIER LOPEZ MORENO.- El gobierno del estado es un factor importante, pero la política es estrictamente federal. En la frontera sur hay paz y no se han dado fenómenos de contaminación. La política de asilo no se ha visto, por fortuna, alterada con motivo de los hechos registrados desde los primeros minutos de este año.

PREGUNTA.- ¿A qué fenómeno de contaminación te refieres?

JAVIER LOPEZ MORENO.- A que sería factible que, una vez desatados algunos brotes de violencia, tuvieran tendencia de propagarse hacia la línea fronteriza. Por fortuna no ha sido así.

PREGUNTA.- Tengo entendido que representantes de los municipios en conflicto han pedido que se cambie a las autoridades. ¿Se hará?

JAVIER LOPEZ MORENO.- En algunos lugares así ha sido. No puedo afirmar si continuará haciéndose el cambio o no porque apenas tengo 48 horas en el cargo.

Necesitamos examinar ese tipo de pretensiones para asegurarnos, antes de tomar cualquier determinación de que tras esas pretensiones no haya antiguas reyertas disfrazadas. El desenlace dependerá, pues, de la objetividad de las pruebas que se presenten.

PREGUNTA.- Eres periodista. Sabes el valor que tiene la información oportuna y objetiva. Muchos comunicadores se han quejado de que se vieron obstaculizados para realizar su trabajo.

JAVIER LOPEZ MORENO.- La verdad, no he recibido reclamos en ese sentido. La compañera Guadalupe Ruiz Narváez --confirmada en su cargo en el área de Comunicación-- ha recibido instrucciones muy claras para abrir totalmente la información a estos medios.

Si hubiera concretamente algunas quejas que tengan que ver con el comportamiento del poder público estatal o con la necesidad de facilitar esas tareas, las oiría muy atento.

+ El Exodo y el Llanto

PREGUNTA.- Están en Chiapas representantes de distintas organizaciones nacionales y extranjeras encargadas de velar por los derechos humanos. ¿Has tenido contacto con ellos?

JAVIER LOPEZ MORENO.- No hay propiamente representantes formales de otras agrupaciones de derechos humanos reconocidas internacionalmente.

A nosotros no nos interesa si son grupos reconocidos o no internacionalmente. Lo que nos interesa es comprobar la seriedad de su proposición, la autenticidad del motivo que los ha traído aquí. Les damos la bienvenida a todos.

Debo decirte que una de las primeras cosas que hice fue tener una prolongada conversación con Jorge Madrazo, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y con su primer visitador, para que nos dieran sus puntos de vista.

PREGUNTA.- Los servicios médicos, ¿te han dado ya un reporte de las víctimas de los combates?

JAVIER LOPEZ MORENO.- No hay reportes definitivos al respecto porque muchas instituciones se han encargado del asunto. Hoy mismo, la Cruz Roja Internacional tendrá una reunión con el Procurador de Justicia del estado.

Le ordené que les diera todos los elementos y que los fuese concentrando en el curso de la mañana para que no se creyera que se quería ocultar información.

PREGUNTA.- Indígenas de comunidades remotas, sobre todo, abandonaron sus lugares de origen presionados por el temor o el hostigamiento. Para ellos se abrieron algunos refugios o campamentos. ¿Seguirán funcionando y, de ser así, por cuánto tiempo?

JAVIER LOPEZ MORENO.- Por lo pronto esos albergues sí seguirán funcionando. Pero la situación es difícil. En 1982, cuando ocurrió la erupción del Chichonal se hicieron instalaciones muy funcionales en Tuxtla Gutiérrez para alojar a los indios zoques. En cuanto se calmaron las erupciones, ellos volvieron a sus tierras.

Lo que quiero decirte es que hay en los indios una propensión irrefrenable --que comprendo y respeto-- por regresar a sus lugares de origen.

Sí vamos a seguir atendiendo a nuestros compatriotas que se presenten en los refugios o centros de atención inmediata, pero no vamos a proceder pensando que allí se quedarán definitivamente.

PREGUNTA.- En muchos lugares hay desabasto y especulación. ¿Has organizado algún mecanismo para frenar los abusos y satisfacer las demandas?

JAVIER LOPEZ MORENO.- Las dos situaciones a que aludes se están dando, sobre todo en la zona de Ocosingo. Allí estamos atendiendo los problemas de desabasto.

Por desgracia, hay un fenómeno de encarecimiento artificial. De pronto las cosas suben de precio, pero la gente que expende se justifica diciendo que se están compensando porque su vehículo gasta más gasolina para traer de más lejos los productos, que el chofer pidió aumento, etcétera.

Para el alza de precios hay explicaciones a veces baladíes y a veces ciertas. Haremos un esfuerzo grande, muy grande, para evitar desabasto y encarecimiento.

No estamos todavía en posibilidad de abatir esos dos fenómenos, entre otras cosas porque el mazazo fue grande y aun no acabamos de recuperarnos ni de organizarnos.

PREGUNTA.- Han llegado a Chiapas varias caravanas de buena voluntad dispuestas a aligerar las carencias de la población. ¿Hay un dispositivo eficaz para que esa ayuda llegue oportuna y realmente a las comunidades afectadas?

JAVIER LOPEZ MORENO.- Es cierto. Cada vez llegan más grupos, algunos no gubernamentales, otros de reconocida presencia internacional, para auxiliarnos. Yo diría que lo están haciendo no sólo bien, sino muy bien. Me parece que toda ayuda que venga del exterior será bien recibida.

Aquí debo reconocer que el Ejército Mexicano, desde el principio hasta ahora, ha sido el promotor más activo de la pacificación de esta zona y ha sido, de veras, un elemento destacado para ayudar a atender las necesidades básicas de la gente.

+ Un Chiapaneco Más

PREGUNTA.- Es enorme la tarea que tienes que realizar y son muy pocas las horas que llevas a cargo del gobierno de Chiapas; sin embargo, me gustaría que, a partir de esa consideración, sintetizaras tu programa de trabajo.

JAVIER LOPEZ MORENO.- Está basado en cinco puntos. Primero adoptar una nueva actitud. Los señores que ejercen el poder público tienen un trato sencillo, directo, sin poses, más allá de los escenarios, natural, con la población. Creo que la gente se reconoce --así lo espero: yo tengo sangre indígena-- con su gobernador y lo mira como un chiapaneco más.

Dos: formar un nuevo equipo de trabajo con la colaboración de gente, digámoslo así, con mayor fama pública, de mayor compromiso. Esto no significa una descalificación para los anteriores colaboradores del gobernador.

Sólo he querido apelar a elementos nuevos que me parecen mejores por su carrera, por su capacidad de compromiso y por su sensibilidad. Quise, en una palabra, formar un equipo más cohesionado.

Pero al hacer un nuevo equipo no vino con ánimo demoledor ni muchísimo menos: la prueba está en que confirmé el nombramiento de Guadalupe Ruiz Narváez. Esto demuestra que conservaremos a quienes eran miembros de equipos anteriores y tienen prestigio.

El tercer punto de mi programa propone nuevos hechos más concretos. Un ejemplo: en Ocosingo se destruyó el edificio del juzgado donde está el ministerio público. Entonces se determina que la gente vaya a presentar sus denuncias o a saber qué pasó con sus papeles a Yajalón, una comunidad muy distante y de difícil acceso.

Me pareció que, mejor que eso, sería ordenar la reconstrucción del antiguo edificio, o la construcción de uno nuevo, para tener una mayor capacidad de respuesta a la gente. Este ejemplo, como el de muchas obras que pensamos hacer, demuestra que hoy estamos llevando a cabo, ya, una tarea de reconstrucción en serio.

El cuarto punto de mi programa alude a la organización de programas emergentes pensados no para gastar dinero, sino para satisfacer las necesidades inmediatas y mediatas, objetivas, de la población.

Por eso vamos a demandar una reasignación presupuestal. El presupuesto que se aprobó a fines de 1993 será reconsiderado de manera que podamos atender emergencias que desconocíamos.

Por último, o sea en lo concerniente al sexto punto, vamos a atender en un gobierno itinerante a la población en muchos lugares de aquí. El objetivo: hacer que, pese a la situación de desgracia y emergencia, podamos hacer elecciones más limpias, más creíbles, las elecciones más confiables en toda la historia de Chiapas.

+ Violencia y Democracia

PREGUNTA.- Quisiera que retomáramos el cuarto punto de tu programa. ¿A qué rubros destinarás las mayores partidas de tu presupuesto?

JAVIER LOPEZ MORENO.- Sobre todo a aquellos que tengan que ver con las necesidades materiales de los indígenas y el capítulo que se llama justicia.

En Chiapas, por darte una idea, un agente del ministerio público no gana más de dos mil nuevos pesos al mes.

Imagínate que ese señor es el encargado de representar a la sociedad, de hacerse portavoz de sus exigencias, de procurar justicia.

¿Cómo es posible que con esos emolumentos precarios pueda desempeñar bien su función?

Tampoco hay suficientes recursos materiales, técnicos, para profesionalizar ese servicio; así que haremos un esfuerzo para dejar las cosas aptas en los diez meses y diecisiete días que estaremos al frente del estado.

PREGUNTA.- Te interesa hacer justicia. El punto de partida sería respetar la lengua y las tradiciones indígenas sin privar a esos grupos de la oportunidad de aprender el español, lo que les permitirá acceder a las fuentes de trabajo y proteger mejor sus derechos.

JAVIER LOPEZ MORENO.- En materia de educación hay un trabajo que estamos coordinando con Fernando Solana y sus representantes aquí. No quisiera adelantar nada, sólo decir a grandes rasgos que se va a llevar a cabo una labor titánica que no tiene tanto que ver con la reconstrucción material de los espacios educativos cuanto con el acercamiento de los profesores, de las autoridades educativas y civiles, con el centro escolar, con los niños y los jóvenes.

Nuestro mayor problema no ha sido que tengamos aulas con techos de paja o mesabancos de piedra, sino que no hemos logrado formar una auténtica comunidad educativa. No hemos sabido apreciar, tampoco, el valor de la educación. Y como hemos descreído de ese valor, hemos tenido naufragios y trompicones aquí y allá.

PREGUNTA.- A través de tus respuestas puede verse cuál será tu estilo personal de gobernar; pero quizá sería importante que complementaras esa visión con la que tienes de la política.

JAVIER LOPEZ MORENO.- Es un tema que siempre me ha interesado mucho. Alguna vez llegué a escribir en "EL DIA" lo que pienso: para algunos, la política es un oficio que se aprende sobre la marcha, lo que hace que se les llenen las manos y los pies de ampollas durante el proceso de avance. Para otros, la política es una profesión dotada de reglas inmutables que producen un resultado concreto.

Aparte de que la política sea profesión, arte, oficio, considero que es, sobre todo una capacidad de sensibilidad social, ganas de vivir con los demás, ganas de no entender la vida como una empresa de salvación personal.

PREGUNTA.- Para terminar y a reserva de que en una próxima entrevista hablemos concretamente de los problemas socioeconómicos de Chiapas, ¿cuál es tu visión de los acontecimientos registrados desde las primeras horas de este año?

JAVIER LOPEZ MORENO.- Mi convicción es que la pobreza, por grande que sea, no alcanza para explicar esta violencia tan grande que hubo, menos esta violencia organizada que ha habido.

Por otro lado, estoy profundamente convencido de que el desenlace de la violencia es siempre, en este país y en este tiempo, un callejón sin salida para las verdaderas ansias democráticas.

 

 

Entrevista al nuevo gobernador de Chiapas,
Javier López Moreno
Por Cristina Pacheco
Revista SIEMPRE!
27 de enero de 1994


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94