Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

CONFERENCIA DE PRENSA
DEL SUBCOMANDANTE
MARCOS, MANUEL CAMACHO
Y SAMUEL RUIZ,
Febrero 21, 1994


OBISPO SAMUEL RUIZ:

Buenas tardes, hermanos. Después de que se tomen las fotografías pasaremos a sentarnos e iniciará un comunicado conjunto ante ustedes. No será propiamente una rueda de prensa, sino una comunicación conjunta donde cada parte dirá lo que se ha considerado conveniente comunicar a todos ustedes.

Representantes de los distintos medios de comunicación social a nivel nacional e internacional:

Este momento histórico que vivimos es un momento que está siendo vivido no solamente por los que estamos aquí, es esta ciudad de San Cristóbal, sino obviamente a través principalmente de todos los medios de comunicación aquí representados, por el conjunto de habitantes de nuestro país y también por muchos otros hermanos nuestros de distintos países del mundo, igualmente comprendedores de la importancia histórica de este momento que vivimos.

Les quiero notificar que yo me siento hondamente conmovido y también agradecido, porque tanto los miembros del EZLN como el Comisionado para la Paz, hayan aceptado la hospitalidad de nuestra casa, donde se están llevando a cabo fundamentalmente esas reuniones de diálogo.

El espacio de la catedral --como ya fue comunicado oportunamente a las autoridades-- es solamente el espacio para la comunicación de los acuerdos que se vayan llevando, dado que no hay en la infraestructura un espacio conveniente, dado el número de medios de comunicación que no tenía prevista fueran tan numerosos, pero gracias a Dios lo fueron.

De suerte que este espacio de comunicación hubiera sido en otro lado, pero fue obligado el utilizar la Catedral para ello. Por lo pronto --lo saben ustedes-- durante estos días de la reunión se ha cerrado al culto la Catedral, no se tienen ningún acto religioso dentro de la misma, sino que esto se ha desplazado a las otras localidades sacras de la entidad sancristobalense.

El día de ayer ustedes supusieron con impaciencia que hubo mucho trabajo; hubo descanso. Nuestros hermanos del EZLN vinieron de lejos y no solamente de lejos de donde pudieron transportarse en los vehículos por los cuales llegaron a esta ciudad, sino también de lejos, desde lugares donde antes estaban para llegar a uno de los tres lugares donde fue la cita para la recolección.

Yo quiero agradecer a todos los que tomaron parte en el operativo de recolección, porque todo se desarrolló con una precisión matemática, excepto un imprevisto, una llanta que sufrió deterioro y nos trajo como consecuencia 20 minutos de retraso en el horario previsto.

El día de ayer fue un día de descanso para todos, fue un diálogo interno entre cada grupo, una preparación mínima sobre cómo se iba cada grupo a presentar al día siguiente y el único acuerdo que se dio fue la hora del inicio de la reunión el día de hoy, que fue a las 11 de la mañana, un poco corridita.

Como mediador, quiero dar mi impresión: en la mañana se hizo, después de un silencio meditativo, donde cada quien se dirigió al señor Dios, en los términos en que su corazón le recomendó, una presentación de todos y cada uno de los participantes en este diálogo; enseguida hubo una presentación general de encuadramiento, desde donde percibíamos cada uno este acontecimiento.

Dí mi palabra en ese sentido; también los hermanos zapatistas lo hicieron desde su punto de vista y el Comisionado para la Paz también dio el marco en que esto se encuadraba y donde cada quien miraba las perspectivas de este acontecimiento.

Quiero decir que al iniciarse las comunicaciones, pude admirar --y es una honda satisfacción-- la seriedad, el alto nivel de comunicación, la sinceridad, el mutuo respeto. Varias de las comunicaciones que se estuvieron haciendo tuvieron necesidad de una traducción de algunas de las lenguas indígenas al español, y viceversa.

Las partes darán en este momento la comunicación que se ha juzgado oportuna. Solamente quiero terminar diciendo una palabra que es grandiosa: el diálogo se ha iniciado ya.

SUBCOMANDANTE MARCOS:

Buenas noches. Voy a pedirle a los compañeros delegados del Comité Clandestino Revolucionario Indígena - Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional que pasen a presentarse personalmente con ustedes.

PRESENTACION DE LOS
DELEGADOS DEL
COMITE CLANDESTINO
REVOLUCIONARIO INDIGENA:

+ Marcos
+ Oscar
+ Eduardo
+ Ramona
+ Daniel

(SOLAMENTE LOS QUE DIERON SU NOMBRE
EN LA PRESENTACION)

 

OBISPO SAMUEL RUIZ:

Todos han dicho simple y llanamente su nombre, indicando que pertenecen al Comité Clandestino Revolucionario Indígena del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, y utilizaron sus lenguas propias: el Tzeltal, el Tzotzil, el Chol y el Tojolabal, además del Español.

Quiero, antes de dar paso a las partes que han participado en este diálogo para que digan su palabra, agradecer a todos aquellos que en el exterior, desde el día de ayer con gran eficacia están constituyendo los diferentes círculos de protección y de seguridad.

A los que están en el primer círculo: policía militarizada; a la Cruz Roja Internacional; la Cruz Roja Mexicana, y las numerosas Organizaciones No Gubernamentales que han estado haciendo la guardia de protección y de seguridad para este encuentro.

SUBCOMANDANTE MARCOS:

Bueno, por mi boca habla el Comité Clandestino Revolucionario Indígena para informar al pueblo de México, a los pueblos y gobiernos del mundo, y a la prensa nacional e internacional de lo sucedido el día de hoy en esta mesa de diálogo, de las Jornadas para la Paz y la Reconciliación en Chiapas.

El día de hoy lo que estuvimos hablando fue que los compañeros del Comité Clandestino y los que vienen representando a la fuerza combatiente regular del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, dijeron su palabra al señor Comisionado para la Paz, explicándole en qué calidad venían, cómo fueron nombrados por los distintos Comités, por las regiones, por los poblados, por las comunidades y por los parajes.

Los compañeros fueron claros al explicarle al señor Comisionado que no venían a pedir perdón, que no estaban arrepentidos de luchar por sus derechos, pero que veían que tal vez era un buen momento para que en lugar de que hablara el fuego del fusil, hablara la palabra del corazón de los hombres verdaderos que forman nuestro Ejército.

El Comité Clandestino también escuchó con atención la posición del señor Comisionado que nos explicó también en qué carácter viene a esta mesa de diálogo, cuál es su posición: de escuchar, de aprender con paciencia y dedicación lo que vienen a traer los compañeros desde sus comunidades en todo el estado.

Y acordamos, de una y otra parte, un respeto mutuo a la hora de dirigirnos unos a otros.

El Comité Clandestino reconoció la labor del Comisionado y los esfuerzos que ha hecho para que sea posible este diálogo y saludó especialmente el trabajo del Comisionado Nacional de Intermediación y de su equipo, el obispo Samuel Ruiz, y le envió una felicitación, una gratitud y un saludo especial para las personas, hombres y mujeres, que forman las Organizaciones No Gubernamentales que son las que, junto con otros grupos, están garantizando la seguridad de nuestros dirigentes.

Después de esto, estuvimos acordando cómo vamos a ver los puntos de la discusión, el pliego petitorio que presentará a partir del día de mañana el Comité Clandestino Revolucionario Indígena, en qué orden los problemas que se refieren a cuestiones de carácter nacional, los que son de carácter estatal y los que son más específicamente del medio campesino y del medio indígena.

Prácticamente el día de hoy estuvimos poniéndonos de acuerdo en qué rumbo o con qué agenda va a avanzar el diálogo que hoy se inicia y que mañana esperamos continúe con el espíritu que hasta ahora se ha presentado.

Hay en los compañeros del Comité disposición a escuchar la palabra del Gobierno federal. Pensamos que también el Comisionado tiene disposición para escuchar la palabra del Ejército Zapatista y así es como llegaron a preparar todo para iniciar la discusión del pliego petitorio del día de mañana.

Eso es lo que nosotros tenemos que informar a la prensa nacional e internacional.

 

LIC.MANUEL CAMACHO SOLÍS:

Agradezco la hospitalidad de don Samuel Ruiz y el trato respetuoso de los miembros del Comité Clandestino del EZLN. Ustedes fueron testigos, hace unos minutos, de un hecho muy importante: estamos todos aquí sentados, bajo la única bandera que tenemos los aquí presentes y también nos pusimos de pie frente a esta bandera nacional, que nos unifica.

Este diálogo se está dando en territorio nacional. El EZLN es una organización de chiapanecos, mexicanos, predominantemente indígenas. El punto clave de las negociaciones es que estamos pasando de la fuerza a la política; se está pasando de las armas al diálogo. Están hablando las palabras y no las armas.

Hay garantías mutuas. Por eso estamos aquí. Hay respeto entre ambas partes; se busca la solución del conflicto por la vía del diálogo político. Esta nueva situación política no debe tener marcha atrás, no sólo por la voluntad de las partes, sino porque se sustenta en, y es exigencia de, la sociedad mexicana.

Eso es, amigos de la prensa, lo que tengo que informar hasta este momento.

Muchas gracias.

 

OBISPO SAMUEL RUIZ:

Oportunamente, a través de la organización que está en contacto con el desarrollo de este diálogo, se avisará a la prensa de las modalidades de la comunicación, sea una rueda de prensa, propiamente hablando, o comunicado de acuerdo, o entrevistas eventuales, aceptadas por el EZLN, o, también eventualmente, por el Comisionado para la Paz o por mí mismo como mediador.

Oportunamente se los daremos a conocer, para que puedan estar acompañando, siguiendo y reportando de este acontecimiento, de la importancia que todos ya conocemos.

Buenas noches y muchas gracias.

 

 

Versión estenográfica de la Declaración Conjunta del inicio de las Jornadas por la Paz y la Reconciliación de Chiapas, que emitieron el Obispo Samuel Ruiz, el subcomandante Marcos y el Comisionado Manuel Camacho Solís, en la Catedral de esta ciudad.
San Cristóbal de las Casas, Chiapas
A 21 de febrero de 1994.
 


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94