Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

CARTA ENVIADA POR
MIEMBROS DE LA
CARAVANA DE CARAVANAS
Julio 4, 1994


SÍ HAY CERCO MILITAR EN TORNO
A LA ZONA ZAPATISTA, ASEGURAN

Señor director:

Por este medio le solicitamos incluir en "El Correo Ilustrado" los siguientes comentarios sobre la actuación del personal del Ejército Mexicano apostado en los retenes de Chiapas.

El pasado 15 de junio, el comandante de la guarnición militar en San Cristóbal de las Casas, Daniel Velázquez Cardona, negó que el Ejército Mexicano haya establecido un "cerco" en torno al territorio controlado por el EZLN y afirmó: "Nunca se ha establecido ningún dispositivo con el afán de impedir el paso de alimentos, medicina y gasolina" y agegó: "Eso es falso, tendencioso y tiene un afán publicitario" (LA JORNADA y EL TIEMPO, 16 de junio de 1994).

Al respecto, los integrantes de la Caravana de Caravanas queremos hacer las siguientes observaciones:

1.- Entre San Cristóbal de las Casas y el poblado de San Miguel, zona franca de las cañadas de Chiapas, se encuentran apostados al menos dos grandes retenes militares que tienen por objeto revisar personas y equipajes de cualquiera que se atreva a pasar por esos lugares.

2.- Los militares del segundo retén, apostados a la salida de Ocosingo, revisaron exhaustivamente los vehículos y personas integrantes de la Caravana. Los camiones de cargo fueron vaciados y su equipaje revisado escrupulosamente.

Las 350 personas integrantes de la Caravana debimos presentar identificación oficial y fotografía, como si fuésemos a salir de territorio nacional, además de haber sido filmados y fotografiados por personal militar dedicado expresamente al punto.

3.- Los integrantes de la Caravana pudimos observar el instructivo seguido por los militares en el retén de Ocosingo. En el punto 4 del instructivo se indicaba la necesidad de "cotejar" la identificación y la fotografía de las personas que pasaban por el retén con la "lista de las personas que apoyan a los transgresores de la ley".

Es de suponerse que los integrantes de la Caravana ya hemos pasado a formar parte de esta lista de verificación.

4.- Algunos de los vehículos llevaban tanques de gasolina adicionales con el objeto de prevenir cualquier eventualidad, pues pasando el retén de Ocosingo ya no hay gasolineras. Los oficiales responsables del retén trataron de decomisar esta gasolina, argumentando que podía servir de armamento.

5.- De igual forma, algunos compañeros de la Caravana llevaban entre sus pertenencias folletos y propaganda política, la cual si bien no fue decomisada sí fue registrada con minuciosidad y, en algunos casos, se decomisaron algunos de los folletos.

6.- La Caravana de Caravanas pudo traspasar, afortunadamente, este cerco sin mayores contratiempos. Sin embargo, otros mexicanos con menos respaldo publicitario no corren con igual suerte.

Varios de los integrantes de la Caravana fuimos testigos de cómo los militares trataron de detener a dos campesinos y decomisarles su dinero porque, a juicio de los militares, no se justificaba el capital que portaban.

De igual forma, algunos compañeros de San Cristóbal han denunciado la forma en que los campesinos que atraviesan los retenes militares son sujetos a revisiones y trato humillante; sus costales de grano son rotos con bayonetas e incluso orinados por los militares.

No nos extraña, en consecuencia, que tres mujeres tzeltales hayan denunciado la violación tumultuaria que contra ellas cometieron 30 soldados del retén de Altamirano, como oportunamente dio a conocer LA JORNADA.

7.- Por todo lo anterior, consideramos que a pesar de las declaraciones del jefe militar de San Cristóbal, es evidente la existencia de un cerco militar en torno a la zona de conflicto, el que sólo puede ser traspasado con la amenaza latente a la libertad y seguridad de las personas, así como bajo el riesgo de ver decomisadas las pertenencias.

8.- Responsabilizamos al Ejército Mexicano del uso que pueda dar de los nombres y las fotografías que recopilaron de los integrantes de la Caravana, y lo responsabilizamos igualmente de la integridad física y moral de las personas incluidas en su lista de los supuestos apoyantes de los "transgresores de la ley".

 

Atentamente

José Alvarez Icaza,
Benito Durán Lince,
Flora Guerrero,
Nuria Fernández,
Debirah López,
Roberto Rico,
José Antonio Salas
y Diego García,
miembros de la
Caravana de Caravanas.

 

 

Periódico LA JORNADA
4 de julio de 1994
Carta enviada por miembros
de la Caravana de Caravanas


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94