Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

COMUNICADO EN VIDEO
DEL SUBCOMANDANTE
MARCOS
Julio 15, 1994


La dirección del país y el problema de las elecciones no se va a decidir en la Secretaría de Gobernación, sino en las calles con los votos, señaló el 'subcomandante Marcos', del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Afirmó que "es un engaño pensar que la credibilidad va a venir del gobierno, porque la democracia no es problema de un funcionario".

"Al reflexionar los zapatistas sobre su futuro --afirmó-- la apuesta es la sociedad civil".

Llamó a ésta a participar en la Convención Nacional Democrática que se efectuará en agosto.

Noche de coloquio en el auditorio Che Guevara de Filosofía y Letras en la UNAM. A reventar de académicos y estudiantes y algunos colados.

Los invitados, encabezados por el 'obispo de la paz' Samuel Ruiz García, recién llegado a México de Roma y minutos antes propuesto --en el CUC-- como candidato al Premio Nobel de la Paz por la Internacional Cristiana de Solidaridad Oscar Arnulfo Romero.

Antonio García de León, Manuel Fernández, Pedro Miguel --en representación de Epigmenio Ibarra-- y el obispo de San Cristóbal de las Casas aplaudieron mucho a Carlos Monsiváis --que nunca llegó-- y en 'close up' y desde las montañas del sureste mexicano al 'subcomandante Marcos'.

Desde las tomas del video realizadas por integrantes de la Caravana Ricardo Pozas --Manuel Fernández, Nuria Fernández y Flora Guerrero-- 'Marcos' señaló que "lo que representa Chiapas es una vergüenza para el país, pero no sólo para los gobernantes, sino para los gobernados, por haber permitido que esa mancha hubiera permanecido para su cinismo frente a su propia realidad".

'Marcos' --con unas hojas en las manos-- señaló que después del aesinato de Luis Donaldo Colosio, el gobierno trata en su propaganda de "advertirle a la nación que hay que sacrificar la democracia por la seguridad y la estabilidad.

Que la sociedad civil diga si es el mismo gobierno, y cuando menos sí sabemos lo que tenemos. Y más vale no averiguar si hay cambio democrático y una alternancia de poder, como algunos intelectuales disfrazan el hecho de un cambio democrático".

Agregó que "en ese sentido es cuando el EZLN, tocando esta parte del país, esto que nosotros llamamos el sótano, se da cuenta de que el primero de enero se va a repetir en otras partes y que es necesario advertirle al país que no bastó la aspirina de Chiapas, que es necesario purgar al sistema entero para que se dé cuenta de que es necesaria una revolución nacional para evitar la guerra o para darle sentido a la guerra".

Aclaró: "No (nos) estamos autoerigiendo censores de un proceso electoral o el termómetro de un proceso electoral, para ver si es legítimo que gane un candidato o no de nuestra simpatía, sino como un elemento de advertencia para el país de que aquí está pasando algo.

El país se negó a revisarse a sí mismo, insistió en esto, por parte del gobierno, en que era un problema local, un problema regional, un rezago histórico, y no una consecuencia. Lo que nosotros demostramos es que es una consecuencia del sistema de partido de Estado y del presidencialismo y de su modernidad".

Insistió en que se debe "oponer al terror verbal del gobierno el terror del Ejército Zapatista de Liberación Nacional", unas elecciones transparentes y la participación de la Convención Nacional Democrática, porque "en cuanto a medida de justicia histórica, Chiapas puede ser todo México en lo que se refiere a la paz y al campo democrático".

Ejemplificó que de una y de otra forma la sociedad civil de Chiapas y del sureste empieza no sólo a tratar de atenuar las contradicciones que dan origen al lanzamiento del EZLN y a darse cuenta que el sistema de partido de Estado tenía que cambiar.

Explicó que la demanda que hace la sociedad civil de un gobierno de transición y una nueva legalidad, para normar esta nueva realidad surgida a partir de enero, es también una esperanza para el resto del país.

Llamó a que la sociedad civil de todo el país asuma su compromiso y su papel protagónico, y le entre a la dirección de este país. Ponderó a la gente "valiosa" que existe en los sectores sociales "con espíritu de trabajo, que no tiene nada que ganar y sí mucho que perder".

Sostuvo que el EZLN le está apostando a ese tipo de mexicanos, a que "algunos asistan a este coloquio, muchos que no leen los periódicos ni hacen manifestaciones ni marchas, ni están preocupados por el proceso electoral, ni del curso de la selección mexicana de futbol en el mundial de Estados Unidos, sino que están preocupados por resolver el problema fundamental de este país, que es una revolución que destruya el partido de Estado y el presidencialismo y cree una nueva cultura política".

Expresó su convicción de encontrarse, en la Convención, "otra vez con esa sociedad civil que descubrimos el primero de enero", pero en igualdad de circunstancias, "no como los transgresores de la ley o los rebeldes que desde las montañas del sureste han lanzado un grito de dignidad, no para que les tengan lástima, o que nos vengan a admirar, o a decirnos qué utópicos somos o qué chingones somos.

Tampoco de la que se reciban consejos, direcciones u órdenes, sino un diálogo de igual a igual, de un sector de la sociedad civil que sí entiende la necesidad de este cambio".

Nosotros queremos hablar de problemas nacionales, de este ajuste de cuentas del país consigo mismo, Chiapas que va a ser todo México en el tránsito pacífico a la democracia, en el entendido de que si esto no es posible será el tránsito guerrero a la democracia.

El 'subcomandante' advirtió: "pero no se puede solucionar el problema chiapaneco sin solucionar el problema en todo el país".

Agregó que el fin del partido de Estado y la democracia "sólo pueden lograrse si hay una revolución más amplia y más profunda, una revolución no en el sentido clásico del término de quítate tú para ponerme yo, sino de romper con un marco de relaciones políticas e ideológicas, con un marco de opresión que corre paralelamente con un marco de simulación".

Indicó que los "éxitos del proyecto del gobierno", relacionados con el TLC y otras cuestiones, creó "una cultura de apatía y escepticismo político, de ni modo así son las cosas y ya no se puede hacer nada".

Por ello, "para el éxito de este proyecto de partido de Estado la rebelión de enero es una sorpresa, incluso para intelectuales que debieron haberla prevenido".

 

 

Periódico LA JORNADA
16 de julio de 1994
Comunicado en video del
Subcomandante Marcos a la
Convención Estatal del DF
para la CND
Por Rosa Icela Rodríguez


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94