Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

COMUNICADO DE PRENSA
DEL SUBCOMANDANTE
MARCOS
Julio 23, 1994


Ejército Zapatista de Liberación Nacional
México

23 de julio de 1994

A: Elena Poniatowska

De: Subcomandante Insurgente Marcos
Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Cuartel General
Montañas del sureste mexicano
Chiapas, México

El sonido de miles de cuernos resuena en valles y cañadas. ¿Algún candidato de algún partido de Estado de algún país de algún inminente proceso electoral? ¡No! Vuestra llegada anuncian y ya corre el cortejo, ya se oyen los claros clarines, ya las campanas tañen, ya sigue mi bota rota y yo me apuro, me apura el Comité, yo apuro al Comité, se hace una asamblea y se vota si hay que apurarse o no, el Comité apura la votación, apurada gana la apuración y sí, apurados todos y "consensados" en nuestro apuro nos enfilamos hacia la zona franca donde vuesa beldad reposa su fatiga.

Pero resulta que, apurada apuración del apuro y todo, tardaremos horas, tal vez días (meses y años si tenemos el viento en contra) en llegarnos cerca vuestro. La paciencia es virtud de los guerreros, pero no de las escritoras, así que se me ocurre mandaros una apurada flor de apuro para tratar de reteneros lo suficiente para que se acabe de organizar nuestro apuro (que, a como vá, será por el 2013) y nos lleguemos (todavía arreglando el yelmo, un poco ladeado por la carrera), hasta vuestra presencia y ponernos literalmente (seguro alguno se tropieza por la armadura oxidada) a los pies vuestros.

Yo no me puedo hacer presente hasta que el reloj del Palacio de Buckingham dé la doce campanadas (que no tengo una maldita idea a qué hora será pero suena muuuy elegante lo de "Buckingham"), pues antes de esa hora debo sobrellevar una horrible maldición que me condena, años ha, a de día ser una calabaza, eso sí, una hermosa calabaza, pero una calabaza al fin y al cabo.

Dudo que vuesa excelencia considere prudente entrevistar a una calabaza, sobre todo si la calabaza lleva pasamontañas, así que le ruego esperar la improbable hora de improbable reloj del improbable palacio del improbable "Buckingham" (¿así se escribe?).

Por cierto, aprovechando que el puente levadizo, que cubre el foso de cocodrilos y sirenas, quedó tendido cuando pasaba vuestro cortejo, seres incomprensibles que se ostentan como periodistas cohabitan ahora el palacio que a vuesa beldad y comitiva hemos destinado.

Disimule, mi dulce dama, haga como que nada ocurre, diga que la flor que le mando la encontró usted en... en... ¡el baño! ¿No? Bueno, piense usted, para eso es escritora. ¡No! ¡No se ría! ¡Pueden sospechar! ¡Disimule! Sí... así... muy bien...

Ahora ponga esa cara de fastidio que ponen las mujeres con más de cuatro años de "feliz matrimonio"... bien... muy bien... lo hace usted muy bien... ¿experiencia previa? No, ya sé que no me incumbe... sí, usted hace las preguntas y yo contesto... sí, no se volverá a repetir... pero ¡es que sale tan natural!... Ya, ya... sí, dejaré eso...

Bien, sigamos adelante... acérquese a un rincón del suntuoso palacio... ¡No! ¡Ese no!... Sí, ése está mejor... Ahora tome usted la suave y multicolor pluma de avestruz que el rey de Mocutumbo me obsequió... Sí, bonita... ¡No se distraiga! ¡El enemigo acecha!... ¡Silbe!... ¡Sí! Silbe usted una canción, así los distraerá... ¿Cuál?... Y yo que sé... Mmmmh... ¿Qué tal "Cantando bajo la lluvia"? ¿Qué?... ¿Que no llueve?... Espérese usted y hasta salvavidas va a pedir...

Bueno, bueno, ¿tiene ya la pluma?... Bien, remoje la punta en ese hermoso frasco de tinta invisible que me regaló la bruja del Mago de Oz... No, no murió aplastada... Sí, se vino a refugiar con otras transgresoras de la ley... ¿Ya? Bueno...Ahora escríbame unas líneas... ¿De qué?... ¡Lo que sea!...

Yo sólo necesito saber si esperará vuesa beldad y si, llegada la hora, podréis libraros de los feroces carceleros que, con el torpe disfraz de periodistas, os impiden el paso... ¿Que si creo que sospechan algo? ¡Pero señora! Son periodistas, no diputados... Ya, ya, sí, ya sé que nada de política... Bien, ¿terminó usted? Ahora entregue el pergamino a quien le entrega esta misiva... ¡No! ¡Así no! ¡Con discreción! Sí, así está mejor...

Vale. Salud y un filtro mágico de esos que cambian dragones en ranas y príncipes en candidatos oficiales... ¿No era así? Bueno, salud simplemente...

 

Desde las montañas del sureste mexicano
(O sea, aquí cerquita)

El Sup, de calabaza graduado, rodando loma abajo.
México, Julio de 1994.
(Suscribe) Subcomandante Marcos

 

 

Periódico LA JORNADA
30 de julio de 1994
Carta del Subcomandante Marcos
a Elena Poniatowska


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94