Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

ENTREVISTA AL
OBISPO SAMUEL RUIZ
POR ELENA
PONIATOWSKA
Julio 25, 1994


San Cristóbal de las Casas, Chis., 25 de julio.- La organización de la sociedad civil debe trascender el ámbito electoral para avanzar en la creación de una cultura democrática, sostiene el obispo Samuel Ruiz, quien asegura que no se trata de que la gente engrose las filas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, sino que, por la vía pacífica, impulse la transformación del país.

Durante una charla en la diócesis de San Cristóbal de las Casas, Ruiz dijo confiar en que la Convención Nacional Democrática evite que la tensión en Chiapas, agravada por el presunto accidente de Amado Avendaño, candidato del PRD, derive en un eventual recrudecimiento del conflicto.

PREGUNTA.- Don Samuel, usted desde luego sí va a acudir a la convención zapatista...

SAMUEL RUIZ.- No, porque es para la sociedad civil. Yo estoy en la jerarquía.

PREGUNTA.- Entonces ¿no puede?

SAMUEL RUIZ.- No debo.

PREGUNTA.- Entonces vaya usted, don Samuel.

SAMUEL RUIZ.- Puedo ir pero no me toca.

PREGUNTA.- ¿A poco usted no es parte de la sociedad civil?

SAMUEL RUIZ.- Sí lo soy, pero es evidente que si voy a la Convención no se me tomará que voy como "sociedad civil" sino como el obispo de San Cristóbal.

PREGUNTA.- Pero usted ha votado y usted va a votar.

SAMUEL RUIZ.- ¡Ah, ese es otro punto! Pero en la Convención no se trata de votar. El voto va a ser el 21 de agosto, no el 6 ni el 9.

PREGUNTA.- Pero seguramente el asistir a la Convención no...

SAMUEL RUIZ.- Usted quiere que me cuerne el toro --interrumpe riendo.

PREGUNTA.- No, no, no, pero ¿usted cree que va a influir la Convención en la forma de votar?

SAMUEL RUIZ.- No lo sé porque esto es lo que se va a mirar. No tengo anticipos; esas preguntas son simplemente de hipótesis: ¿sucederá o no sucederá? No tengo aparatos para medir qué es lo que va a pasar, pero yo pienso que si una gente hace su viaje y viene a Chiapas, consciente de lo que se está jugando, pues evidentemente habrá una toma de conciencia.

PREGUNTA.- Entonces ¿cómo se va a mantener al tanto?

SAMUEL RUIZ.- No se necesita mi presencia física, ni siquiera tampoco de unos enviados; hay suficientes personas que tienen capacidad de resumir y visualizar lo que allí sucede para contármelo.

+ En la curia todos vienen a informarse sobre el estado de don Amado, a ver qué noticias tiene don Samuel Ruiz, el obispo mejor informado sobre la faz de la Tierra. En los restaurantes los meseros se ven tristes y alicaídas las muchachas. Hay varios muertos.

Don Amado Avendaño, el candidato de la sociedad civil, está grave. Era muy bien amado. Su mujer, doña Conchita Villafuerte, permanece al pie del cañòn, frente a TIEMPO, el heroico, el espartano periódico en el que el subcomandante Marcos del EZLN publicó sus formidables comunicados que ahora han cruzado los océanos para el bien de los hombres y de la escritura.

Porque el Sub es un extraordinario escritor. El tráiler que embistió el coche de don Amado no traía placas. Pablo Romo se ve absolutamente desolado. Sale en pos de otras noticias.

PREGUNTA.- ¿Cuál es para usted, don Samuel, la importancia de la Convención Democrática a la que convocan los zapatistas?

SAMUEL RUIZ.- La Convención es de capital importancia en el proceso de transformación que todos estamos esperando y en el cual se trata de contribuir.

PREGUNTA.- ¿Y los partidos y los candidatos?

SAMUEL RUIZ.- El análisis lleva a afirmar que ninguno de los partidos y candidatos tiene una mayoría satisfactoria para que podamos decir que se manifiesta una voluntad popular de por dónde tiene que ir una conducción futura del país.

Al no haberla y al no estar visible un acercamiento entre los movimientos políticos y los candidatos para hacer un consenso que pudiera conducir al país, no tenemos más alternativa, si se quiere evitar la violencia, que la de una sociedad civil emergente y con fuerza que vaya más allá de los comicios.

PREGUNRA.- ¿La sociedad civil no se agota en los comicios?

SAMUEL RUIZ.- Evidentemente que no. Ni se agota en la zona indigenista ni se agota en los grupos organizados de derechos humanos o de otra naturaleza, cuando todos son, obviamente, parte del tejido social.

PREGUNTA.- Pero ¿cuál es el papel de una sociedad civil?

SAMUEL RUIZ.- Su reto es llegar a tener una fuerza considerable para que pueda ir más allá de los comicios y tener así una responsabilidad histórica de demandar a la autoridad, cualquiera que sea ésta la elegida en las elecciones creíbles que se supone debe haber el 21 de agosto de 1994, y que pueda responder en verdad a las necesidades de la comunidad nacional.

PREGUNTA.- ¿Y la Convención Democrática a la que citan los zapatistas va a fortalecer a la sociedad civil?

SAMUEL RUIZ.- Esta Convención, quien quiera que sea el que la haya convocado, es de capital importancia para la actuación de la sociedad civil, porque la interpela.

PREGUNTA.- Sin embargo, se dice que quienes convocan a la Convención Democrática lo hacen con las armas en la mano y por lo tanto ésta es ilegal.

SAMUEL RUIZ.- Yo creo que ha habido un cuidado de ambas partes: del EZLN que convoca como de la sociedad civil que responde, para enfocarla en una forma responsable a no subordinarse a un grupo determinado sino la irrupción histórica de un sujeto responsable de la transformación social.

Por tanto, la laudable acción de varios participantes que se manifestaron en contra de grupos extremistas me llamó mucho la atención. Por otro lado, también el Ejército Zapatista dijo: "Estos no participan porque su respuesta es violenta".

Esto le da un enfile adecuado a esta Convención para poder actuar en el momento crucial y de parteaguas del 21 de agosto.

PREGUNTA.- ¿El de los zapatistas es un rechazo total a los ultras?

SAMUEL RUIZ.- Parece ser que así es... yo no he leído el comunicado pero me dijeron que los zapatistas habían excluido a los que tenían soluciones violentas y eso es bastante claro. Los zapatistas mismos dijeron que el camino de las armas no es el único.

En un momento dado la violencia se les planteó como una exigencia al ver que estaban cerrados todos los caminos, pero hay otros y todos son respetables, ¿verdad? Habiendo pasado el momento, saben que su presencia tuvo un impacto y que sigue teniéndolo, pero ellos no quieren convertirse ni en un movimiento político ni pretenden asumir el poder.

Es la sociedad civil la que está interpelada y tiene que responder, ¿verdad? No es cuestión de ir a engrosar las filas de la sociedad civil articulada y orgánicamente.

PREGUNTA.- Y usted, don Samuel, ¿cómo ve lo del gobierno en transición a la democracia? ¿Cómo funcionaría ese gobierno?

SAMUEL RUIZ.- No, pues no tengo una imagen. Lo que yo pienso es que un gobierno en transición no es la reafirmación del gobierno que está constituido y que permanece con unas modificaciones. Lo que está allí muy claro es que desde tiempo atrás el gobierno y el partido oficial están identificados.

El partido existió antes de que hubiera otros partidos, se ha venido conservando como el único y se oficializó, pero habiendo partidos de oposición pues ya no tiene cabida el que se llamen de oposición si se quita uno que es de imposición; entonces la idea puede ser una situación de gobierno en transición en que la democracia consiste en que el partido deje de ser parte del Estado.

Este es un punto fundamental. Si no, pues es simplemente la permanencia modificada de un mismo gobierno que ha estado distanciado de la voluntad popular.

PREGUNTA.- Oiga, don Samuel, ¿y qué piensa usted del accidente en contra de Amado Avendaño?

SAMUEL RUIZ.- Bueno, en su pregunta ya hay un juicio de valor de su parte, Elenita, en la afirmación de contra, ¿verdad?, porque si es un accidente no fue "en contra" de la persona directamente. Como ya han sucedido cosas semejantes, pues quizá fue un "accidente" entre comillas, ¿verdad? Lo que se sabe es que un traíler pesado se pasó al otro carril y los embistió.

PREGUNTA.- Don Samuel, ¿qué significa ser candidato de la sociedad civil? ¿Quién es la sociedad civil?

SAMUEL RUIZ.- Pues esa señora todavía no se define bien; está tratando de articularse, pero la sociedad es el pueblo, el pueblo con una cierta forma de organización. Ser candidato de la sociedad civil significa no pasar a través de los partidos.

El licenciado Amado Avendaño fue pedido por la sociedad civil sancristobalense y algunos otros amigos que solicitaron su candidatura. Lamentablemente no hay otra manera de actuar para un candidato que ir respaldado por un partido político.

El PRD ofreció el cauce, pero Amado Avendaño acentuó que su candidatura proviene de la sociedad civil. Hay gente que no alcanza a entender y dice: "Si es un candidato que no es de ningún partido, ¿cómo vamos a votar por él?". A través de su campaña ha ido conquistando la confianza de la gente y la expectativa general es sumamente positiva.

PREGUNTA.- Oiga, don Samuel, y el hecho de que él sea esposo de doña Conchita...

SAMUEL RUIZ.- De alguien tenía que ser esposo si está casado, ¿verdad? (ríe)

PREGUNTA.- Es que no me dejó usted terminar, don Samuel; ser esposo de la dueña del periódico TIEMPO, que ha tenido el papel más importante en la lucha de los zapatistas al publicar los comunicados de Marcos, ¿no tendrá que ver en el accidente que sufrió?

SAMUEL RUIZ.- Pues sí, evidentemente tiene que ver.

PREGUNTA.- Bueno, ¿y qué opina usted de que tantísimos jóvenes estén interesados en irse a la guerrilla con el subcomandante o de perdida en trabajar con él? Vienen a la convención los mismos universitarios que usted vio en el auditorio Che Guevara. ¿Qué piensa usted de ese fenómeno nuevo, el entusiasmo loco de la chaviza?

SAMUEL RUIZ.- Yo no sabía que algunos venían con esa disposición, pero creo que de lo que estamos hablando en este instante no es de la vigencia del EZLN sino de la vigencia de la causa y sobre todo de la conciencia que actualmente hay de que es la sociedad civil la que tiene la palabra.

En ese sentido, hay una invitación por parte del EZLN a la sociedad civil, no para que vengan a ingresar al EZLN, sino para que engrosen las filas de la sociedad civil. Este es el punto y los que han entendido otra cosa no han leído lo que yo he visto en los comunicados.

PREGUNTA.- ¿Y usted cree que los jóvenes corren el riesgo de ser atacados?

SAMUEL RUIZ.- Si alguien la ataca tiene usted que defenderse, pero estamos tratando de que el día 21 surja un fuerza, como se está manifestando, de actuación pacífica. Bueno, no hay por qué anticipar temores indebidos, ¿verdad? No hay en el horizonte una cosa concreta que podamos ver de que habría represiones; es decir, no se percibe que eso suceda.

PREGUNTA.- ¿Entonces usted cree que no hay ningún peligro?

SAMUEL RUIZ.- Hasta ahora lo que se ha visto es que tanto uno como otro ejércitos han mantenido su buena disposición al proceso de paz.

PREGUNTA.- ¿Cuál puede ser la actitud de los retenes militares ante los convencionistas que vengan a Aguascalientes?

SAMUEL RUIZ.- No tengo ningún anticipo de que vaya a ser hostil o absurda; no hay ningún presagio de que la cosa vaya para allá...

PREGUNTA.- Oiga, don Samuel, y todos los ataques que se le han hecho a usted, incluso los libros que circulan como el de Luis Pazos, ¿cómo los toma?

SAMUEL RUIZ.- Pues soy analfabeta y más cuando hay basura. No la recojo.

Los buenos ricos

PREGUNTA.- Pero ¿usted cree que esto influye en la sociedad? Yo siento que los ricos y los empresarios, los banqueros, están totalmente en contra de lo que ellos temen pueda hacerles perder su privilegios...

SAMUEL RUIZ.- No necesitan ningún estímulo exterior para ser lo que son; más bien necesitarían un estímulo exterior para que modifiquen sus actitudes, pero en el presente ya hay personas que han mirado que en este tiempo hay una interpelación universal y que hay necesidad de una modificación y un cambio.

He tenido grandes satisfacciones por personas que me han hablado y enfocan la cosas de un modo correcto y que no piensan en una continuidad hitórica, ni en inversiones tipo antiguo, sino realmente en generar nuevos modelos de asociaciones productivas y la participación de ganancias.

Esto no sólo es esperanzador sino enternecedor. Hay personas que me han dicho: "Tenemos que legar a nuestros hijos una sociedad diferente y si no la configuramos esto no va a venir como un paquete colgado desde arriba, sino que va a ser una conquista; el trabajo que se tiene que hacer". Hay varias gentes interesadas en buscar estos caminos.

PREGUNTA.- ¿Usted piensa que si el subcomandante invitara a los ricos que acaban de aparecer en la revista FORBES, muchos de los cuales fueron procreados en este sexenio, estarían dispuestos a dar una parte de su fortuna?

SAMUEL RUIZ.- No me planteo esa hipótesis (ríe); es un poco de ciencia ficción.

PREGUNTA.- Entonces, ¿cuáles son los ricos que usted dice que han cambiado?

SAMUEL RUIZ.- Han venido acá a la curia gentes de empresas que no tendrán la resonancia grande, ¿verdad?, pero que no son tampoco medianos empresarios sino de cierta envergadura y ven que en este momento hay una oportunidad para ellos. Entienden que se trata de un reto para cambiar las estructuras económicas y políticas por el camino no violento.

PREGUNTA.- ¿Son muchos, don Samuel?

SAMUEL RUIZ.- No diría que es una turbamulta, pero me ha satisfecho hablar con más de cuatro o cinco personas de grandes niveles que tienen muy claro el camino.

* * *

PREGUNTA.- ¿Y de esos grupos como el de San Angel y ahora el de Santa Julia, con 'Superbarrio' y todos los de Tepito y la Guerrero que quieren vigilar las elecciones, qué opina usted? Porque el subcomandante Marcos está obsesionado con el grupo San Angel y su presencia en la Convención.

SAMUEL RUIZ.- Creo que esos grupos son necesarios y que es un buen momento para adquirir presencia política.

PREGUNTA.- ¿Y usted cree que van a obtener algún resultado?

SAMUEL RUIZ.- Elenita, el planteamiento no puede ser: "no lo hagamos porque no vamos a tener resultado", sino "hagámoslo porque esa es una tarea", ¿verdad? Va a haber menos resultados si no se hace.

+ Es la 1:30 de la tarde y el horario de la Curia Diocesana es de lunes a viernes de 9:30 a 1:30. Nos despedimos bajo varios carteles con la efigie de don Sergio Méndez Arceo, patriarca de la solidaridad con los pueblos de América Latina.

 

 

Periódico LA JORNADA
28 de julio de 1994
Entrevista Elena Poniatowska
al Obispo Samuel Ruiz
Por Elena Poniatowska


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94