Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

ENTREVISTA AL
SUBCOMANDANTE MARCOS
POR FRANCISCO
GÓMEZ MAZA
Junio 15, 1994


En algún lugar de la Selva Lacandona, 15 de junio.- El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) le está apostando todo a que la sociedad civil se organice y evite la guerra, y se pueda llegar a un acuerdo firme de paz con justicia y dignidad, advirtió el subcomandante Marcos, en entrevista con EL FINANCIERO.

Del futuro de la paz, dijo Marcos, la respuesta la tiene "la vanguardia de este país", que es la sociedad civil. Si la sociedad civil se organiza y abre la puerta de la paz, la habrá. Si no, si el gobierno se niega a abrir esa puerta, seguirá la guerra, advirtió.

Explicó que la decisión del Comité Clandestino Revolucionario Indígena y de los combatientes zapatistas es resistir, pero dejar claro que el EZLN no estaría dispuesto a reiniciar las hostilidades por iniciativa propia.

El EZLN está dispuesto al diálogo y abierto a la posibilidad del tránsito pacífico hacia la democracia, pero señala que ve en un sector de la sociedad las posibilidades de lograrlo en poco tiempo, con un potencial de organización muy grande que sea de la sociedad civil.

Los zapatistas piensan que su llamado a una Convención Nacional para la Democracia, junto con otros llamados que puedan tener coincidencia, pueda hacerle entender a la gente sin partido, o a la gente con partido, pero interesada en lograr el tránsito a la democracia, que el 21 de agosto se dé esto sin necesidad de que haya más enfrentamientos, expresó el subcomandante Marcos.

"En ese sentido, garantizando el tránsito pacífico, nosotros no tendríamos problemas en abrir un nuevo diálogo, ya con una definición clara sobre la paz con justicia y dignidad", dijo Marcos.

Señaló que los zapatistas no podían rendirse en condiciones indignas, frente a promesas, "pero también tenemos que dejar claro que no podíamos atacar con nuestras acciones a la sociedad civil, que tanto nos ha respaldado".

Expresó que la sociedad civil que se manifestó en el terremoto de 1985, que espontáneamente se organiza ante un peligro inminente o ya en acción, es la que logró detener la guerra en enero, "y si nosotros logramos hacerle entender que el problema de la democracia no es un problema del EZLN, sino del país, quiero decir con eso que aunque el Ejército Zapatista se hubiera rendido, o nos hubieran aniquilado, si no hay un cambio democrático, el país va a explotar por otros lados".

"Si la sociedad civil alcanza a entender eso, este peligro, antes de que estalle la guerra, y se logre organizar e imponer por la fuerza de sus movilizaciones el cambio democrático, si no pudieron contra ella las armas, tampoco va a poder el gobierno detener ese potencial. Nosotros confiamos en la sociedad civil. Si le confiamos antes la vida, cuando fue el diálogo de San Cristóbal, y ahora le confiamos nuestra sobrevivencia con la ayuda que pueda darnos para resistir el cerco, por qué no le vamos a confiar el futuro del país".

Aseguró que los zapatistas se sienten identificados con la sociedad civil. Nadie, manifestó, de los que trabajan en la sociedad civil organizada o en organizaciones no gubernamentales, pertenece a una agrupación para conseguir un puesto político, incluso es gente que arriesga su trabajo, su posición social... para meterse en estas broncas, "y ese mismo desinterés es al que dirija al país, no sólo que logre el tránsito a la democracia".

Reiteró en esta tesitura que el EZLN siempre ha insistido en que "nosotros vamos a la retaguardia de la sociedad civil, en el sentido de que ella parece darse cuenta de cosas de las que nosotros no nos damos cuenta. Nuestro mérito histórico es reconocer esto, reconocer que no tenemos la verdad absoluta o la vanguardia, en el sentido clásico y ortodoxo del término, sino reconocerle a la sociedad esa iniciativa".

Recordó Marcos que el EZLN reconoce en la Segunda Declaración de la Selva Lacandona, divulgada el sábado pasado, que la sociedad civil toma nuevamente la vanguardia "y tenemos que cedérsela. Por eso decidimos callar los fusiles y pasar a segundo plano, para que las movilizaciones civiles sean las que tomen la iniciativa".

"Si esto es así, dudo que el gobierno pueda mantenerse en la cerrazón que puede aducir frente a un grupo armado, por el hecho (de) que está armado y que es ilegal, que no tiene rostro, porque así nació y así se va a mantener, y que plantea con la fuerza de las armas que eso se cumpla", agregó.

Afirmó que la sociedad civil organizada sería la que impondría la voluntad popular, pero advirtió que en el caso de que el "supremo gobierno" se resista a aceptarlo, habrá un garante armado de esa voluntad popular, el EZLN.

"Nosotros lo hemos dejado claro. La sociedad civil debe tener confianza en que, en el caso de que sea agredida la voluntad popular, tendrá a alguien que responderá por ella".

El subcomandante informó que el EZLN está haciendo un llamado a personalidades de reconocido prestigio, sin partido, a artistas e intelectuales reconocidos como tendentes a un camino de tránsito pacífico democrático, pues ellos tendrían autoridad moral para presidir la Convención Nacional Democrática convocada por el EZ, pero en caso de que ello no sea posible, tendrá que ser los comités estatales que se organicen en torno a la Convención los que elijan quién va a presidirla, "pero nosotros estamos dejando claro que no serán militares los que presidan la Convención".

Señaló que el EZ está llamando a gente que lucha con la pluma, con la palabra, con el micrófono, por el tránsito a la democracia, para que asuma su papel histórico, "y nosotros estamos dispuestos a cederlo".

Recordó que si en la Convención de Aguascalientes de 1914 no se impuso el criterio de los civiles sobre los militares, fue por otras circunstancias, pero ahora los civiles tienen el lugar histórico que se merecen y que se han ganado.

"Y tenemos que reconocerlo, tienen que reconocerlo los partidos políticos, el gobierno, pero sobre todo la sociedad civil tiene que reconocerse como lo que es".

Marcos fue entrevistado, luego de que la llamada Caravana de Caravanas por fin pudo arribar, después de muchos sufrimientos en su camino, a territorio zapatista con alrededor de 200 toneladas de víveres, que aliviarán el hambre de 2 mil indios que sobreviven en 120 comunidades dispersas por todo el territorio controlado por los zapatistas, y que no pueden conseguir alimentos, medicamentos, ropa, etcétera, debido al cerco militar que mantiene el Ejército federal desde enero pasado, luego del levantamiento armado del EZLN.

La Caravana de Caravanas logró llegar a la medianoche del domingo, recorriendo pésimos caminos, a la selva, donde fue recibida por el subcomandante Marcos y un grupo de combatientes del EZLN, quienes se encargarán de distribuir los víveres entre la población necesitada de la zona.

Hoy lunes fue día de fiesta en territorio zapatista, pues jóvenes integrantes de la Caravana se dedicaron a descargar los camiones que transportaban los víveres.

La población compartió con los integrantes de la Caravana, frijoles, tortillas y como un caso especial, carne de res que casi nunca comen los indios establecidos en esa zona selvática del estado de Chiapas.

 

Periódico EL FINANCIERO
16 de junio de 1994
Entrevista al subcomandante Marcos
Por Francisco Gómez Maza, enviado


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94