Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

MENSAJE DEL OBISPO
SAMUEL RUIZ
Marzo 2, 1994


Permítanme entonces, en forma final, dar mi agradecimiento primero al Señor Dios de la Paz y a todos y cada uno de las instancias, personas, instituciones que en los días anteriores a este diálogo tomaron una activa participación para que pudiera llevarse a cabo.

Al EZLN por la seriedad, congruencia y perseverancia en los planteamientos de sus pliegos petitorios, que los defendieron no para ellos mismos, sino para todos aquellos que en la nación quedan implicados en los acuerdos que posteriormente serán firmados.

Al señor comisionado de la Paz, con quien desde ahora, junto con el EZLN, nos liga un camino conjunto y a quien tengo que agradecer la sinceridad, la apertura y el trabajo constante para que lo que fuera este documento consensado, tenga ya de hecho, un encaminamiento con fechas y calendarios específicos.

A todos aquellos que reportaron con una gran responsabilidad histórica, con comprensión y con paciencia estos acontecimientos que todos sabemos de gran repercusión histórica en el país y aún más allá de él.

A aquellos que desde una tarea aparentemente desapercibida constituyeron la protección, la seguridad y el espacio para la paz, día y noche, propiciaron este clima de tranquilidad. Les agradecemos el inmenso sacrificio que eso supuso.

Y a los restantes equipos internos de esta casa y de esta estructura dentro de la cual se llevó a cabo este diálogo, mi agradecimiento también por su trabajo cotidiano en cada uno de los aspectos en que se desempeñaron.

Los días siguientes no están fijados pero no será para el año que entra, sino que se supone la movilización del retorno con los mismos días calculados con que la venida para acá tuvo lugar, y las consultas a sus bases, de suerte que tan luego como tengamos nosotros la indicación de que esta consulta a las bases ha sido hecha y se tiene ya una respuesta, oportunamente la daremos a conocer.

Creo que no terminaremos este mes, para no dar expectativas que no tengan un fundamento ahora, en que tengamos la noticia de un retorno a este lugar.

También este espacio si ya no con la abundancia de seguridad que el evento requería, quedará sin embargo protegido para que aquí se lleve posteriormente la reunión final de la etapa de diálogo, que precederá necesariamente al encaminamiento de la puesta en marcha de los acuerdos.

Muchísimas gracias y no tenemos más que decirles que esta palabra dicha con sinceridad, con profundidad y con alegría en estos momentos.

PREGUNTA: Don Samuel, en cuánto tiempo volverán a reunirse?

SAMUEL RUIZ: Acabo de decir que no terminará el mes y que antes de que termine el mes, como lo esperamos, daremos la indicación oportuna.

PREGUNTA: ¿Cuándo será el retorno?

SAMUEL RUIZ: Es una pregunta para ellos. Si oyeron que cuando se vea. Se los diremos también a ustedes. Todavía hay algunos detalles que redondear; el día de hoy permaneceremos aquí todavía.

Es probable que sea entonces el retorno el día de mañana; estos detalles aún no están afinados; no hay maletas muy grandes pero sí hay todavía cosas que afinar y también tenemos que despedirnos internamente.

Gracias.

 

 

Versión estenográfica de las palabras improvisadas por el obispo Samuel Ruiz García, mediador de la Paz y la Reconciliación en Chiapas, al término de la declaración conjunta efectuada el día de hoy, 2 de marzo de 1994.


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94