Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

COMUNICADO DE PRENSA
DEL SUBCOMANDANTE
MARCOS
Mayo 5, 1994


Ejército Zapatista de Liberación Nacional
México

5 de mayo de 1994

A: Marta Lamas
La Jornada
México, D.F.

De: Subcomandante Insurgente Marcos
Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Cuartel General
Montañas del sureste mexicano
Chiapas, México

La presente es con el objeto de comentar y aclarar parte de su artículo "Chiapas, el Vaticano, el aborto y el Estado mexicano", publicado en LA JORNADA el día viernes 29 de abril de 1994 (p.25).

En su primera parte, el artículo contiene algunas incorrecciones sobre el EZLN, sus leyes y sus demandas. Permítame aclararlas una a una y, por razones diversas, no en el orden en que aparecen:

1.- Dice el artículo: "El punto tercero de dicha ley (Ley Revolucionaria de Mujeres) decía: 'Las mujeres tienen el derecho a decidir el número de hijos que pueden tener y cuidar' (...) De allí que la formulación del tercer punto de la 'Ley de Mujeres' contradiga la demanda actual del EZLN: penalización del aborto (LA JORNADA, 24 de abril)".

Bueno, el punto tercero de la Ley Revolucionaria de Mujeres no "decía", sino que DICE y así se aplica en nuestros territorios y dentro de las comunidades y unidades militares zapatistas.

El EZLN en ningún momento ha demandado la penalización del aborto, no hemos presentado proyecto alguno de reforma al Código Penal estatal ni hemos tenido participación alguna en la discusión de las reformas en curso.

Nuestra demanda, respecto al Código Penal de Chiapas, dice:

"VIGESIMOSEPTIMO. Que se quite el Código Penal del estado de Chiapas porque no nos deja organizarnos más que con las armas porque toda la lucha legal y pacífica la castigan y reprimen".

Está claro que nuestra demanda de reforma al Código Penal se refiere a la falta de garantías políticas, ¿o no?

Lo que sucede es que el gobierno aprovecha nuestro estar ocupados cavando trincheras, minando accesos y realizando consultas para presentar sus propios intereses, o de otros, como "respuesta a las demandas del EZLN".

El EZLN tiene la costumbre de emitir comunicados para fijar sus posiciones sobre puntos diversos. Esto lo hacemos así para que el pueblo mexicano, lo que ahora se llama 'sociedad civil', conozca nuestro pensamiento DIRECTAMENTE de nuestro corazón.

Desgraciadamente, declaraciones de funcionarios, de mediadores y de comisionados se toman como declaraciones del EZLN.

Esto es malo, pero es peor aún que, en los medios, no se aclare de dónde procede la declaración y entonces se escriban artículos para señalar contradicciones que no existen.

El problema de las mentadas reformas en curso al Código Penal estatal, se repite en la metamorfosis de "propuestas" en "acuerdos", en la "inminente" y "espectacular" firma de la "paz", o de fastuosos programas sociales, o elecciones estatales y municipales.

Lo que va a ocurrir es lo que ocurrió antes del 1o. de enero de 1994, que nadie se tomó la molestia de venir a preguntarnos sobre lo que pensábamos.

Como no hablábamos (lo hacíamos, pero nadie escuchaba) todos pensaron que estábamos bien. No lo estábamos, no lo estamos.

Por eso hablamos con fuego y, a lo que se ve, tendremos que volver a hacerlo.

2.- El artículo, en el primer párrafo, dice: "La influencia de la iglesia católica sobre el EZLN...", y se argumenta que es esta "influencia" la que provoca la "demanda actual del EZLN".

Lo lamento, la Iglesia católica no tiene influencia alguna sobre el EZLN. Lo pueden constatar los propios miembros de la jerarquía católica, incluso de la diócesis de San Cristóbal, y puede usted venir a hablar con Ramona, Susana o Ana María, miembros del CCRI-CG del EZLN o combatientes para verificarlo.

No crea usted lo que escriben los autodenominados 'apologistas de la paz' sobre el supuesto patrocinio del EZLN por parte de la Iglesia católica. Mejor haga caso de lo que dice el EZLN por su propia voz o pregúntenos.

Nuestro ejército es mayoritariamente analfabeta, es decir que LA JORNADA no es muy leída por estas tierras.

El proceso de toma de decisiones para demandas y acciones estratégicas es DEMOCRATICO, es decir, preguntamos a la mayoría sobre tal o cual petición y TOMAMOS EN CUENTA esa opinión.

Acá manda la mayoría, para bien o para mal. Por ambas razones, analfabetismo y confianza de la base en su dirección, su artículo no provoca problema alguno dentro de nuestras filas.

Pero LA JORNADA sí es leída por muchos mexicanos y MEXICANAS honestos y con ganas de conocer la realidad de nuestro país.

Por ellos, destinatarios verdaderos de nuestra palabra y nuestro empeño, es que me veo obligado a aclarar esas incorrecciones en su artículo. Le pido, respetuosamente, que haga la aclaración pertinente en el diario en que trabaja.

Nosotros no podemos hacerlo, nuestra voz cada vez se apaga más y más, y cada vez son menos los dispuestos a escucharla, nuestras cartas ya ni siquiera alcanzan espacio en El Correo Ilustrado.

No nos preocupa mucho, ya antes estuvimos solos, ya antes otros tomaron nuestra voz, porque ya sabemos cómo hacernos escuchar de nuevo.

A usted la leen muchos y muchas, le pedimos que haga la aclaración y separe las mentiras del supremo gobierno de la palabra pequeña pero verdadera de las insurgentes zapatistas.

Por cierto, ninguna de las leyes de la Ley Revolucionaria de Mujeres aparece en el pliego de demandas del EZLN.

En lo referente a las mujeres INDIGENAS, el pliego señala:

"VIGESIMONOVENO. PETICION DE LAS MUJERES INDIGENAS. Nosotras las mujeres campesinas indígenas pedimos la solución inmediata de nuestras necesidades urgentes que el gobierno nunca ha dado solución: (....)'

Y siguen una serie de demandas de apoyos económicos, atención médica, asistencia alimentaria, etcétera. ¿Por qué? ¿Por qué no aparece en las demandas al mal gobierno la Ley de Mujeres que LAS zapatistas NOS IMPUSIERON el 8 de marzo de 1993?

Las compañeras zapatistas contestaron de esta manera, palabras más o menos: "Hay cosas que se piden y hay cosas que se imponen. Nosotras pedimos las condiciones materiales mínimas. Nosotras no pedimos que nos den libertad y respeto. Nuestra libertad y dignidad es algo que IMPONDREMOS, las reconozcan o no los compañeros o el gobierno".

Escalofriante, ¿no?, y créame que lo están logrando, a pesar de periódicos, iglesias, códigos penales y nuestra, es justo reconocerlo, resistencia como varones a ser arrojados del cómodo espacio de dominación que nos heredaron.

Falta mucho tramo por recorrer, dicen ellas, pero no les veo yo la mínima señal de cansancio. Nosotros en eso, y sólo en eso, estaríamos encantados de rendirnos.

Vale Más atención a lo que sucede y más espíritu crítico al leer el periódico.

Salud y un corrector.

 

Desde las montañas del sureste mexicano.
Subcomandante Insurgente Marcos
(Suscribe) Subcomandante Marcos


México, Mayo de 1994

 

P.D. Por cierto, acá las indígenas sí abortan y no por elección propia. "Desnutrición crónica", dicen las estadísticas.

P.D. Dicen las compañeras que no piden clínicas de abortos porque ni siquiera tienen de partos, y que subir las lomas cargando un tercio de leña es algo que ningún código penal toma en cuenta ("ni algún artículo periodístico", agrego yo).


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94