Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

ENTREVISTA A
CUAUHTÉMOC CÁRDENAS
POR ALEJANDRO CABALLERO
Noviembre 15, 1994


Villahermosa, Tab., 15 de noviembre.- Cuauhtémoc Cárdenas, ex candidato del Partido de la Revolución Democrática a la Presidencia de la República, rechazó que busque ser comisionado o mediador en el conflicto de Chiapas. "Quien ha pensado esa posibilidad está totalmente equivocado", aseguró.

Además, consideró "enfermas e irresponsables" las declaraciones sobre el conflicto chiapaneco que ha hecho el presidente Carlos Salinas de Gortari del 1 de noviembre (día en que presentó su último Informe) a la fecha, específicamente sobre el riesgo de una posible secesión en aquella entidad y acerca de que hay "intereses extranjeros" detrás del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

A continuación, la entrevista con el ex candidato presidencial.

PREGUNTA.- ¿Cómo vislumbra la actual situación en Chiapas?

CUAUHTEMOC CARDENAS.- Considero que el gobierno debería ser más sensible respecto a la situación general que vive esa entidad y sobre lo que podría causar el capricho, el atropello que significaría imponer a Eduardo Robledo Rincón como gobernador y no respetar el voto mayoritario, que se dio en favor de Amado Avendaño.

Se tiene que discutir la cuestión de las autonomías, no verlo como lo ha apuntado Salinas: como una pretensión de secesión de las comunidades indígenas, sino fundamentalmente como su decisión de buscar las vías para una participación efectiva en la toma de decisiones.

El de las autonomías es un tema que debe discutirse a nivel estatal y nacional y debe verse como uno de los avances que tenemos que lograr en nuestra vida democrática. Sólo una mente enferma puede ver pretensiones de secesión o intereses ajenos, extranjeros, detrás del levantamiento de Chiapas.

Ahí no hay sino miseria, despojos, corrupción, atropellos e irresponsabilidades de autoridades, que son las causas del levantamiento.

PREGUNTA.- El presidente Salinas acaba de declarar al periódico EXCELSIOR que el conflicto en Chiapas fue una trampa con fines más políticos que sociales. ¿Qué comentario le merece esta declaración?

CUAUHTEMOC CARDENAS.- Primero, Salinas tendría que decir lo que sabe. Yo diría que tendría que ser más claro, no proceder con esta irresponsabilidad que, por otro lado, no debería sorprendernos: es con la que ha procedido a lo largo de este sexenio.

Es totalmente irresponsable, y yo incluso diría que cae en una falta que debía ameritar una sanción de carácter político, pues no actuó con decisión y responsabilidad, en contra de esos intereses que, dice, están detrás del levantamiento, intereses no legítimos.

PREGUNTA.- ¿A qué sanciones se refiere?

CUAUHTEMOC CARDENAS.- Al juicio político para un funcionario que falta a sus responsabilidades esenciales.

PREGUNTA.- ¿Cómo considera la posición asumida por Ernesto Zedillo respecto a Chiapas?

CUAUHTEMOC CARDENAS.- Yo lo veo en la misma posición de Salinas. Al menos no ha dicho otra cosa. Ojalá diga algo respecto a estas últimas declaraciones, respecto a su autoelogio del 1 de noviembre (el sexto y último Informe de Gobierno). No conozco que haya dado la mínima opinión. En este caso se puede decir que el que calla otorga.

PREGUNTA.- ¿Se agrava la situación en Chiapas?

CUAUHTEMOC CARDENAS.- La situación se complica porque hasta la fecha no se ha dado una iniciativa del Estado para buscar la solución política del conflicto. Por eso es urgente que organismos políticos y ciudadanos en general exijamos que se encuentre pronto una solución, y esto debe hacerse a nivel local y nacional.

PREGUNTA.- ¿Cuál es el significado de que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional lo haya nombrado interlocutor válido?

CUAUHTEMOC CARDENAS.- Simplemente un reconocimiento a lo que yo pueda decirles, a mi verdad y que lo que pueda decir es lo que estoy observando en el país o respecto al problema específico de Chiapas. Ninguna otra cosa.

Quienes hablan de que yo podría ser comisionado o alguna de esas cosas no son más que mentes interesadas o totalmente equivocadas en la visión política del país y de mi actuación en la política nacional.

Yo no puedo convertirme en funcionario y en servidor de un gobierno que no haya sido electo por el voto respetado de los mexicanos, condiciones que no cumplen Salinas ni Zedillo.

PREGUNTA.- ¿Ni mediador?

CUAUHTEMOC CARDENAS.- Yo no soy mediador. No puedo estar en este caso para ver qué quiere aceptar cada parte. Considero que se debe ir al fondo de los problemas.

La gran responsabilidad del gobierno puede ser también del Ejército Zapatista de Liberación Nacional: que se planteen soluciones de fondo, que se apoyen esas propuestas y se participe en la ejecución de las medidas que correspondan, pero yo no soy quien actuará como mediador, pues no creo representarlos.

PREGUNTA.- En su calidad de interlocutor del EZLN, ¿podría darse el caso de que usted pudiera sentarse con el gobierno y presentar las propuestas de los zapatistas?

CUAUHTEMOC CARDENAS.- No, ellos tienen elementos propios que pueden cumplir con esta función. Creo que puedo buscar que nuevas conciencias, nuevas fuerzas sociales y productivas demanden una solución política al conflicto de Chiapas.

 

 

Periódico LA JORNADA
16 de noviembre de 1994
Entrevista a Cuauhtémoc Cárdenas
Por Alejandro Caballero, enviado
(Extractos)


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94