CARTA DE EMILIANO ZAPATA A
FAUSTO BELTRÁN
El País, Mayo 10, 1911

 

CARTA DEL CABECILLA ZAPATA

Obra en mi poder la carta que por conducto del correo Ignacio Ramírez se permitió usted mandarme, en la cual me dice exhortarme para conferenciar acerca del armisticio de los Estados de Morelos y Guerrero y llegar a un arreglo de paz, poniéndome como muestra al señor (Ambrosio) Figueroa.

Debo manifestar a usted que es necesario que desechen esa farsa ridícula que los hace tan indignos y tan despreciables, y que tuvieran más tacto para tratar con la gente honrada, pues deben ustedes saber que las negociaciones de paz se arreglan con los ciudadanos Presidente y Vicepresidente de la República, señores Francisco I. Madero y doctor Francisco Vázquez Gómez, que son la cabeza y los únicos encargados de arreglar la paz, y no conmigo que soy un simple elemento en mi categoría de general, no sólo para los Estados de Guerrero y Morelos, sino para toda la República.

Ruego a usted y a todos sus secuaces se dirijan a la cabeza y no a los pies, para los arreglos de paz, y no me confundan a mí con Figueroa, que no es más que un pobre miserable que sólo lo impulsa el interés y el dinero.

Por último, diré a ustedes que yo me he levantado no por enriquecerme, sino para defender y cumplir ese sacrosanto deber que tiene el pueblo mexicano honrado y estoy dispuesto a morir a la hora que sea, porque llevo la pureza del sentimiento en el corazón, y la tranquilidad en la conciencia.

Emiliano Zapata.

 

P.D. Aprovecho la oportunidad que ya que usted se apura por la paz, de una manera pacífica me entregue la plaza de Cuautla, Morelos, en bien de los vecinos de la ciudad que serán las víctimas que sufran las consecuencias; que yo no necesito que me hagan favores, pues nunca he pedido clemencia más que a Dios, ni la necesito de nadie más que de El.

 

Vale.

.
Fuente:

    Periódico El País, Mayo 10 de 1911.

     

Referencias a este documento, en:

Alfonso Taracena. La Verdadera Revolución Mexicana.
Editorial Porrúa, México, 1991 (Primera edición 1960), p. 338-339:

Publica hoy "El País" la siguiente "Carta del cabecilla Zapata" al teniente coronel Fausto Beltrán,
defensor de Jojutla, que lo exhortaba a conferenciar con él en la misma forma en que lo habían hecho
los Figueroa, ante las noticias de haberse celebrado un armisticio en el Norte. Indignado Zapata
por la conducta de los guerrerenses, que entraban en componendas al mismo tiempo que Tepepa
le hacía saber que los Figueroa, de acuerdo con los hacendados, habían recibido de éstos $ 30,000.00
para matarlo, respondió: (continúa el texto completo de la carta).

Revista OJARASCA, noviembre 1993, p.30-31

Emiliano Zapata. Cartas. Ediciones Antorcha, México, 1987. (Recopilación de Chantal López y Omar Cortés) p. 14-15