TELEGRAMA DE FRANCISCO I. MADERO
A LEÓN DE LA BARRA
Cuautla, Mor., Agosto 19, 1911

    Cuautla, Mor., a 19 de agosto de 1911.

    Señor Presidente Interino de la República,
    licenciado Francisco León De la Barra.
    México, D. F.

    Acabo de recibir noticias por teléfono, que han sido confirmadas, por conductos diversos y fidedignos, de que las fuerzas federales marchan sobre Yautepec, y principia tiroteo en las afueras de dicha población, juzgándose inminente que penetren a ella, lo que ha llenado de pánico a sus habitantes, en quienes únicamente el nombre de Blanquet inspira temor.

    Me permita repetir a usted que mientras no den órdenes terminantes a Huerta, de que se retire con sus tropas, la situación. no haría sino agravarse. Estábamos principiando a llevar a cabo el licenciamiento con muy buen éxito, cuando fué interrumpido par la desagradable noticia que acabo de dar a usted.

    Tengo datos y fundamentos suficientes, para asegurar a usted, que el general Huerta está obrando de acuerdo con el general Reyes, y no dudo que su proyecto sea alterar el orden con cualquier pretexto y con fines nada patrióticos.

    Considero que jefes como Huerta y Blanquet, son los menos apropiados para la misión de paz, sobre todo en estos Estados.

    Me permito reiterarle mi súplica, de que fuerzas federales se reconcentren en Cuernavaca. Las del general Casso López ya se detuvieron en Jonacatepec, adonde mandé un emisario para conferenciar con él, habiendo recibido informes de que se han portado con corrección.

    Saludos afectuosos.

    FRANCISCO I. MADERO.

    Siguiente documento

.
Fuente:

    Gildardo Magaña. Emiliano Zapata y el Agrarismo en México. Tomos I a V. Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. México, 1a ed. 1937. Edición facsimilar 1985. Tomo I. p. 282-283.

    Alfonso Taracena. La Verdadera Revolución Mexicana. Editorial Porrúa, México, 1991 (Primera edición 1960), p. 382.

Alfonso Taracena:

Agosto 19: Telegrama de Madero a De la Barra en el que le comunica su sospecha de que el general Victoriano Huerta parece estar de acuerdo con el general Reyes para provocar un conflicto. Agrega que el solo nombre de Aureliano Blanquet, acompañante de Huerta, infunde terror en Morelos, y que con tales enviados de paz nada se logrará.

.