INSTRUCCIONES PARA LOS AGENTES CONFIDENCIALES
DE LA REVOLUCIÓN EN EL ESTADO DE MÉXICO
Y EL DISTRITO FEDERAL
Agosto 20, 1913

Instrucciones a que deberá sujetarse estrictamente el AGENTE CONFIDENCIAL de la Revolución en el Estado de Méscico y Distrito Federal y conforme a las cuales desarrollará sus trabajos en pro de la Revolución del Sur y Centro y principios contenidos en el PLAN DE AYALA.

1o. Permanecerá en la Capital de la República o en el lugar más conveniente para activar los trabajos de propaganda, siendo el punto que elija del Distrito Federal o del Estado de México.

2o. Los trabajos que desarrolle serán únicamente para conseguir el triunfo de la causa, cuyos principios están contenidos en el PLAN DE AYALA.

3o. Para conseguir el objeto anterior organizará una activa propaganda, tanto en la Capital de la República, como en los Estados y muy especialmente en los del Norte y aquellos en que, por falta de vías de comunicación y carencia de correlegionarios, no haya progresado suficientemente la Revolución.

4o. Para llevar a cabo con éxito una acertada propaganda empleará la imprenta y demás medios que favorezcan la publicación de documentos relacionados con la causa del Pueblo que defiende el PLAN DE AYALA; así mismo se valdrá de aquellas personas que por su pureza de principios y lealtad a los ideales de la Revolución, a la vez que por su honorabilidad e inteligencia, garanticen el buen desempeño de la comisión con que se les honre.

5o. Con objeto de que el Cuartel General de la Revolución del Sur y Centro de la República, esté al corriente de los trabajos que emprendan el Agente Confidencial y demás personas que los auscilien en sus labores, y pueda dictar las disposiciones que considere convenientes para asegurar el triunfo de la causa, comunicará (el Agente) bajo su más estrecha responsabilidad, todos los informes o noticias verídicos que se relacionen con la Revolución, especialmente de los Estados del Norte, así como los relativos al gobierno ilegal de Huerta.

6o. A su vez, escigirá a los Agentes propagandistas, que cada vez que puedan lo informen con detalle y bajo su responsabilidad, de las gestiones que hagan para cumplir su cometido, autorizándolos para que proporcionen armas, municiones y demás pertrechos de guerra a los revolucionarios de los lugares que recorran, advirtiendoles que esos elementos estarán esclusivamente destinados para luchar por el triunfo de los ideales contenidos en el PLAN DE AYALA.

7o. Para sufragar los gastos que originen los trabajos encaminados a lograr la propagación y triunfo de los principios por que lucha la Revolución del Sur y Centro de la República, queda facultado para recabar fondos entre los simpatizadores de la causa y personas que voluntariamente quieran prestar ayuda con elementos pecionarios, y en todo caso, les estenderá el recibo correspondiente, con objeto de comprobar los servicios prestados a la Revolución, así como para indemnizar las cantidades proporcionadas, cuando lo permitan las circunstancias del país.

8o. Por ningún motivo ni causa alguna entrará en pláticas o tratados con los enemigos reconocidos del Pueblo ni con los representantes miembros del actual Gobierno ni de otros que puedan establecerse, siendo contrarios a los principios por que lucha la Revolución del Sur y Centro de la República, pues al hacerlo, sin previo consentimiento del jefe Supremo de la Revolución, incurrirá en el delito de TRAICION, quedando sujeto a las consecuencias.

9o. Hará todos los esfuerzos que estén a su alcance, empleando los medios más apropiados, para ausciliar a las familias de luchadores leales y sinceros que sean bien conocidos por sus trabajos y que se encuentren presos en la capital de la República.

10o. Para evitar dificultades y para que el buen nombre del interesado no sufra y su reputación no se menoscabe, llevará cuenta especificada de las cantidades que a nombre de la Revolución reúna y emplee en su carácter de AGENTE CONFIDENCIAL y propagandista de la causa, rindiendo cuenta quincenalmente de las cantidades recibidas y gastadas en el desempeño honroso de la comisión que se le confiere.

Las instrucciones anteriores deberán tenerse en cuenta desde luego, a reserva de ser modificadas o aumentadas por la superioridad, a quien ya se da cuenta con ellas, en la inteligencia de que deben tenerse en cuenta y ser observadas por lo pronto para salvaguardar los principios e ideales invocados en el PLAN DE AYALA, que en mi calidad de jefe de la Revolución en el testado de Oaxaca e Inspector de las Fuerzas Revolucionarias en el Estado de México y Distrito Federal estoy obligado a garantizar, salvo la autorizada opinión del C. Jefe de la Revolución, Gral. Emiliano Zapata.

REFORMA, LIBERTAD, JUSTICIA Y LEY.

Campamento Revolucionario en el Estado de México, 20 de agosto de 1913.

Ing. Angel Barrios y Juana B. Gutiérrez de Mendoza [Rúbricas]

Tenidas en cuenta las instrucciones que anteceden por el Agente Confidencial de la Revolución en el Estado de Méscico y Distrito Federal, protesta cumplirlas fiel y honradamente, firmando para constancia y sacándose las copias necesarias para dar cuenta a quien corresponda.

Doy fe.- Santiago Orozco, Secretario [Rúbrica]

.
Fuente:

Laura Espejel, Alicia Olivera y Salvador Rueda. Emiliano Zapata. Antología.
Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana (INEHRM),
México, 1988. P. 144-146. (AGN, Fondo Genovevo de la O, Caja 19, Exp. 7, f. 59-60.)