INSTRUCCIONES PARA ESTABLECER LA REPARTICION DE
TERRENOS PERTENECIENTES A LOS
ENEMIGOS DE LA REVOLUCION
Campamento Revolucionario en Morelos, Febrero 11, 1914

INSTRUCCIONES A QUE DEBERA SUJETARSE EL C. PARA ESTABLECER LA REPARTICION DE TERRENOS PERTENECIENTES A LOS ENEMIGOS DE LA REVOLUCION Y DEFENSORES DEL MAL GOBIERNO ILEGAL DE HUERTA:

PRIMERO: Conforme a lo dispuesto por el Plan de Ayala, en su parte relativa y a lo dispuesto en la ley del 25 de octubre de 1913, se procede a la repartición de los terrenos que corresponden a los enemigos de la Revolución.

SEGUNDO: Los terrenos comprendidos en la fracción anterior, serán devueltos los que correspondan a los pueblos o ciudadanos que tengan sus títulos correspondientes a sus propiedades, tal y como lo dice el Plan de Ayala, y los restantes o sea, los que realmente no pertenezcan por legítima propiedad a los enemigos de la causa revolucionaria que se defiende, serán fraccionados y repartidos en lotes a los pueblos que lo necesiten.

TERCERO: Para la repartición de los terrenos comprendidos en la fracción segunda, se dividirán en partes o lotes que correspondan en igualdad unas con otras, por su riqueza o pobreza respectivamente, de manera que el reparto o fraccionamiento resulte equitativo.

CUARTO: El reparto de los lotes deberá hacerse por medio de sorteo entre las personas que van a ser beneficiadas.

QUINTO: Se levantarán los planos respectivos de los terrenos repartidos, los que irán bien detallados señalando o marcando en cada fracción o lote, el nombre de la persona agraciada, para que en el Cuartel General, sean revisados y aprobados.

SEXTO: Una vez que el Cuartel General, apruebe el reporte que se haya hecho de los terrenos a que se refieren las fracciones anteriores, declarando que el fraccionamiento se hizo con entera justicia y sin hacerle favor a nadie absolutamente, expedirá a cada uno de los agraciados su título correspondiente, el cual será aprobado y legalizado por el Supremo Gobierno que emane de la Revolución triunfante.

SEPTIMO: Nadie absolutamente tendrá deerecho a obtener más de un lote o fracción de terreno, que destinará para su familia.

OCTAVO: Las fracciones o lotes de terrenos comprendidos en los incisos anteriores, no son vendibles y serán nulos todos los contratos que tiendan a enagenar dichos lotes o fracciones.

Reforma, Libertad, Justicia y Ley.

Campamento Revolucionario en Morelos, febrero 11 de 1914.

El General en Jefe del Ejército Libertador del Sur y Centro.

.
Fuente:

    AGN, Fondo Genovevo de la O, Caja 19, Exp. 7, f. 111.