MENSAJE ENVIADO POR EMILIANO ZAPATA AL
CORONEL MANUEL PALAFOX
Julio 17, 1914

A LOS C.C. JEFES, OFICIALES
Y SOLDADOS INSURGENTES

PRESENTES

TENGO LA HONRA DE TRANSCRIBIR A UDS. EL SIGUIENTE MENSAJE QUE POR DISPOSICION DEL JEFE SUPREMO DE LA REVOLUCION, GRAL. EMILIANO ZAPATA, SE ME HA MANDADO:

De Tlayacapan con esta fecha a Yautepec - Depositado a las 7:40 p.m.

Al C. Coronel Secretario, Manuel Palafox

Hoy presentóse al C. General Emiliano Zapata, jefe Supremo de la Revolución, una persona debidamente autorizada por un Centro Revolucionario de la Capital, manifestando lo siguiente:

"El día 15 del actual, presentó Victoriano Huerta, su renuncia como primer mandatario de la Nación, ante la Cámara de Diputados, siéndole aceptada la dimisión del alto puesto, que en contra de la voluntad del pueblo mexicano había ocupado por más de un año, a costa del sacrificio de nuestros hermanos y con peligro de nuestra autonomía.

La renuncia de Huerta se debe indudablemente a la invasión del Distrito Federal, por los revolucionarios del Sur.

La Cámara, en acatamiento de las leyes constitucionales, designó para ocupar la primera magistratura de la Nación, al Lic. Francisco Carbajal, Secretario de Relaciones Exteriores del Gabinete de Huerta.

Dícese que el expresidente salió el 15 mismo con rumbo a Puerto México, con intenciones de embarcarse rumbo a Europa, seguido de muchos de sus paniaguados y de varios jefes del llamado Ejército Federal.

Una agitación terrible reina en la Metrópoli y de un momento a otro se espera la invasión de los revolucionarios del Sur, llevando a la cabeza al Gral. Emiliano Zapata, como jefe Supremo del movimiento."

La persona que hizo tales declaraciones solicitó luego hablar con el General Zapata, a fin de preguntarle qué actitud piensa asumir ante la magnitud de los acontecimientos.

Lograda que fue la entrevista, el jefe Supremo de la Revolución, satisfizo los deseos de su interlocutor, diciendo:

"Pienso avanzar desde luego sobre la Capital de la República, con más de veinte mil hombres que están actualmente bajo mi mando, pues, Cuernavaca fue ayer evacuada por las tropas enemigas, según noticias que acaban de llegar.

Las fuerzas disponibles para comenzar el avance, están bajo las órdenes de los generales Ignacio Maya, Amador Salazar, Genovevo de la O, Francisco V. Pacheco, Antonio Barona, Juan M. Banderas y demás jefes y Oficiales de mi Estado Mayor, compuesto de un personal de más de cien individuos, entre los que se encuentran varios intelectuales bien conocidos en el país.

A más de las fuerzas con que cuento actualmente, otros muchos jefes que operan en el Estado de Guerrero, han recibido órdenes de avanzar a marchas forzadas hacia México, a fin de reforzar el cerco, establecer avanzadas y cubrir los servicios necesarios, para que el día veinte, a más tardar, caiga en nuestro poder, de cualquier modo, la mencionada Ciudad de México.

Es bueno repetir que no transigiremos con ningún Gobierno si este no entrega los Supremos Poderes Nacionales a la Revolución, sin taxativa de ninguna especie".

Con estas anteriores declaraciones, el personaje antes mencionado emprendió su regreso hacia la Capital, para dar cuenta debida de su comisión.

El jefe Supremo dispone que desde luego ordene Ud. a los jefes que por disposición del Cuartel General, avancen a marchas forzadas hacia la Capital de la República, las fuerzas que no tengan órdenes terminantes de permanecer en determinada plaza.

REFORMA, LIBERTAD, JUSTICIA Y LEY.

Campamento Revolucionario en Tlalnepantla Cuautenco, julio 17 de 1914.

El Secretario Particular: Coronel [Rúbrica]

Y LO COMUNICO A UDS. PARA SU INTELIGENCIA Y DEMAS FINES.

REFORMA, LIBERTAD, JUSTICIA Y LEY.

Yautepec, 17 de julio de 1914.

M. Palafox.

.
Fuente:

Laura Espejel, Alicia Olivera y Salvador Rueda. Emiliano Zapata. Antología.
Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana (INEHRM),
México, 1988. P. 212-213. (AGN, Fondo Genovevo de la O, Caja 19, Exp. 6, f. 22.)