CARTA DE TOMAS TOLEDO
A EMILIANO ZAPATA
Jojutla
, Julio 18, 1914


Sr. General Dn. Emiliano Zapata.
Jefe Supremo de la Revolución.
Su Campamento.

Los que suscribimos, vecinos del pueblo de Pilcaya, ante Ud. muy respetuosamente exponemos:

Que siendo ardientes partidarios de la noble y justa causa que Ud. dignamente defiende, hemos contribuido con nuestro pequeño grano de arena para el sostenimiento de tan grande como noble ideal, ya con provisiones de boca o con dinero en efectivo, lo cual lo justificamos con una parte de recibos que acompañamos al presente, y que pedimos se nos devuelvan, pues debido a trastornos no nos ha sido posible encontrar otros comprobantes más que de todas maneras acreditan nuestro dicho.

Aún cuando para haber cubierto algunas cantidades hemos recurrido al sacrificio de nuestros intereses, siempre con gusto lo hemos hecho cuando se nos ha pedido voluntariamente y se nos ha dejado en libertad para hacer la donación pero en lo que no estamos conformes y por ello nos dirigimos a Ud. a fin de que atento a nuestras razones se sirva ordenar lo conveniente, es en que algunos elementos aislados que pertenecen a las fuerzas del Sr. General Saavedra, para imponernos préstamos, recurran a medios inconvenientes, como son el atropello, vejación y ya no sólo en la persona de nosotros, sino en la de nuestras familias, para quienes deberían otorgarse consideraciones.

Dichos soldados que constantemente los tenemos por éstos lugares, según parece, nunca han llevado autorización de su Jefe para el objeto que siempre los ha llevado y los cuales nunca han ido en regular número; pues tenemos la seguridad de que si llevaran una orden para que les ministraramos provisiones o dinero, los atenderiamos solícitamente, pero con lo improviso y sus procedimientos nos han infundido un terror pánico que unido a la persecución que de nosotros hace el infame y mal gobierno, hemos tenido que solicitar del Señor General Don Lorenzo Vázquez su valiosa protección, quien enterado de nuestras aflicciones y dando una prueba mas de su bondad, nos ha impartido garantías y al efecto nos ha hecho conducir hasta su Campamento en esta Ciudad, donde actualmente nos encontramos.

Como es necesario que volvamos a nuestra población, tanto para atender a nuestros trabajos, como a nuestras familias, deseamos estar a salvo de dichos soldados, para lo cual imploramos de Ud., señor General, se digne darnos garantías, ya bien girando sus respetables a quien corresponda a fin de que no seamos en lo sucesivo molestados, o bien ya sirviéndose extendernos a cada uno de nosotros un salvoconducto.

Si los recibos que acompañamos no fueran suficientes pruebas para acreditar en lo que hemos ayudado a la causa, podrá decirlo el Señor General Lorenzo Vázquez cómo lo hemos recibido en alguna vez que tuvimos el honor de que fuera nuestro huésped, a quien colmamos de atenciones hasta donde nos fué posible.

De la recta justificación de Ud. y de su bondad esperamos se servirá atender nuestra súplica, acordando de conformidad con lo que solicitamos, por lo que le estamos altamente reconocidos y gratos.

Acepte Ud. las seguridades de nuestra distinguida consideración y respeto.

Jojutla, julio 18 de 1914.

Tomás Toledo. [Rúbrica.] [ Y tres firmantes más. ]

 

.
Fuente:

    Caja 15, Exp. 1, Fs. 27-28
    Documentos Inéditos sobre Emiliano Zapata
    y el Cuartel General.
    Seleccionados del Archivo Genovevo de la O,
    que conserva el Archivo General de la Nación.

    Comisión para la Conmemoración del Centenario del Natalicio del
    General Emiliano Zapata. México, Primera edición 1979, p. 43-45.

    La selección de documentos fue realizada por Mirta Rosovsky con la
    colaboración de Guadalupe Tolosa y Laura Espejel, del Instituto Nacional
    de Antropología e Historia.