DECRETO QUE IMPIDE QUE LOS OFICIALES DESARMEN
A SUS SUBORDINADOS SIN ORDEN EXPRESA
DEL CUARTEL GENERAL
Cuartel General en Yautepec, Junio 18, 1914


El General EMILIANO ZAPATA, Jefe Supremo de la Revolución, a los Jefes, Oficiales y soldados insurgentes, hace saber:

Que para evitar abusos de los superiores o conflictos que no deben existir, entre hombres que sostienen la misma causa, ha juzgado conveniente decretar lo que sigue:

PRIMERO: Ningún jefe, oficial o soldado podrá desarmar a sus subordinados o compañeros, sin orden expresa del Cuartel General; a no ser por faltas graves que hagan indispensable dicha medida. En este caso, las armas deberán ser consignadas al Jefe a cuyas órdenes esté el soldado u oficial desarmado.

SEGUNDO: Todo aquel que infrinja la disposición anterior, será acreedor a una pena severa que discrecionalmente le impondrá su superior inmediato, o el Cuartel General, si se trata de Generales o Coroneles.

TERCERO: Este decreto surtirá sus efectos desde luego. Lo transmito a Ud. para su publicación, circulación y debido cumplimiento.

Reforma, Libertad, Justicia y Ley.

Cuartel General en Yautepec, a 18 de junio de 1914.

Emiliano Zapata

 

.
Fuente:

    AGN, Fondo Genovevo de la O, Caja 19, Exp. 6, f. 15
    AGN, Unidad de Archivos Incorporados, Fondo Jerónimo Amezcua, Caja Unica