CARTA DE EMILIANO ZAPATA
A ANTENOR SALA
Cuartel General en Cuernavaca, Octubre 25, 1914

CORRESPONDENCIA PARTICULAR DEL
GRAL. EMILIANO ZAPATA.

Cuartel General en Cuernavaca, octubre 25 de 1914.

Señor Don Antenor Sala.
México, D. F.

Muy estimado señor y amigo:

Recibí las atentas cartas de usted de fechas 13 y 16 del pasado septiembre y 15 y 17 del presente.

Con meditación leí su correspondencia y voy a hacer las objeciones que creo pertinentes.

La mayoría de los pueblos de las regiones del Sur tienen sus títulos primordiales con qué acreditar el derecho de poseer los terrenos que les fueron despojados, aun cuando los despojos sean muy antiguos y así entiendo que en toda la República suceda. Digo a usted esto porque he visto una cantidad inmensa de títulos antiguos de muchos pueblos.

Las confiscaciones se están llevando a cabo, por ejemplo, en este Estado de Morelos, todas las Haciendas están confiscadas y así se tiene que hacer en todo el país, porque casi todos los hacendados ayudaron a los gobiernos pasados para acabar con la Revolución y se han constituido en enemigos del pueblo que sufre.

Las confiscaciones no se efectuarán mediante el fallo de tribunales, sino de acuerdo con la acusación de los revolucionarios y del pueblo que presenten en contra de los enemigos de la Revolución y del pueblo.

El sistema de usted demanda una millonada de pesos y aun cuando por la explicación de usted al pueblo no le costaría sino de la tierra se obtendría esa millonada de pesos, en el fondo y de hecho los campesinos son los que deberían pagar esa millonada de pesos y naturalmente que eso no conviene, porque hay tierra suficiente que donarle a los campesinos sin que tengan que pagar con su trabajo el importe de esas tierras y por eso el decreto de nacionalización de tierras dice que esas tierras se repartirán a los pueblos que no tengan y a las viudas o huérfanos de los que sucumban en la lucha por el cumplimiento del Plan de Ayala.

Hablé a mi amigo y compañero señor Palafox, respecto al decreto y estudio que sobre asuntos agrarios ofreció a usted y me dice que ya los manda a usted.

Sin duda que no lo ha hecho por el mucho trabajo que tiene.

Sin otro asunto por el momento, saludo a usted, y que se conserve bien.

Su Afmo. Atto. amigo y seguro servidor.

El General Emiliano Zapata (rúbrica).


.
Fuente:

    Antenor Sala. Emiliano Zapata y el problema agrario. Imprenta Franco-Mexicana.
    México, 1919. p. 49-50.