REUNIÓN DEL CORONEL EUTIMIO RODRIGUEZ Y
EL GENERAL AGUSTÍN BRETÓN
Cuernavaca, Morelos, Abril 26, 1914

En la ciudad de Cuernavaca, Morelos, a los veintiséis días del mes de abril de mil novecientos catorce, reunidos a la una y quince minutos de la tarde en el Palacio de Cortés, por una parte el ciudadano general de división Agustín Bretón, gobernador de Morelos y jefe de la División del Sur y de Guerrero, asociado a su secretario general de gobierno, licenciado Juan Crisóstomo Bonilla; Eutimio Rodríguez, coronel de las fuerzas que hacen la revolución en los Estados de Morelos y Guerrero, a quien acompaña el teniente coronel Fernando Hernández, del séptimo regimiento de infantería, se dió principio a la junta concertada con el único propósito de procurar la unión de todos los mexicanos para que, como un solo hombre, se apresten a la defensa de la soberanía y territorio nacionales, hollado de manera tan injusta por los hijos de la nación norteamericana.

Haciendo uso de la palabra, el coronel Eutimio Rodríguez dijo que el señor M. Palafox, secretario del general don Emiliano Zapata, en nombre de este mismo señor general, le dió instrucciones verbales al exponente para entrar en pláticas con el teniente coronel Fernando Hernández, antes nombrado, jefe de la guarnición federal de JojuTLa, encaminadas a lograr la unión de todos los mexicános con motivo de la invasión extranjera; que como consecuencia de esas pláticas, vino el arreglo de la conferencia que en estos momentos se verifica, en la que desea oír la voz del señor gobernador general Bretón, las proposiciones bajo las cuales debe realizarse el concierto de todos los hijos de la República Mexicana, para hacerlo del conocimiento de su general Zapata.

El señor general Bretón expresó que como base cardinal de todos los arreglos, es la más absoluta lealtad de parte del Gobierno Federal del que tiene las más amplias instrucciones, hace honor a esas mismas bases, que son las siguientes:

Primera.- Es exacta en todos sus términos la expedición del decreto de amnistía por el Presidente de la República, concediendo quince días para que los revoluciovarios depongan su actitud y hagan la guerra contra el extranjero, de acuerdo con el propio gobierno.

Segunda.- Es exacto también el reconocimiento, por parte del Gobierno Federal, de los grados de los jefes de la revolución que se acojan a la amnistía.

Tercera.- Firmaron quienes intervinieron en la junta, haciéndose constar que se ministraron al coronel Rodríguez copias del decreto de amnistía y de los demás impresos publicados con motivo de la intervención.

El General Gobernador y jefe de la División del Sur y de Guerrero, Agustín Bretón. El coronel Eutimio Rodríguez. El teniente coronel jefe del 7o. Regimiento de Infantería, Fernando Hernández. Juan Crisóstomo Bonilla.


.
Fuente:

    Gildardo Magaña. Emiliano Zapata y el Agrarismo en México. Tomos I a V.
    Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana.
    México, 1a ed. 1937. Edición facsimilar 1985. Tomo IV. p. 193-194.