PREVENCIONES
Febrero 15, 1915

(En la parte. superior un sello que dice:
"Cuartel General. Ejército Libertador de la República Mexicana").

PREVENCIONES

Primera. Al entrar en comunicación con cada uno de los jefes, de grado de Coronel y General, hará usted porque le presenten el estado o relación de fuerza que tengan a sus órdenes.

Segunda. Teniendo en cuenta las listas expresadas anteriormente, hará usted porque la fuerza de que se trate, quede organizada como lo previene el Decreto de fecha trece del presente.

Tercera. Las tropas organizadas tienen derecho al pago de haberes, de acuerdo con el pliego de instrucciones correspondientes dado a los pagadores.

Cuarta. Los grupos de gente armada que existan por el rumbo, deberán quedar al mando del jefe que elijan, entendidos que obedecerán las órdenes que les comuniquen en lo relativo a operaciones militares, pues de lo contrario serán desarmados y desmontados y no serán considerados como defensores de la causa del Pueblo.

Quinta. Conseguida la organización de las fuerzas que defienden al Gobierno que sostiene al Plan de Ayala, verificará una Asamblea integrada por los jefes del grado de Coronel a General, para que en ella decidan a cuál deba dársele el mando de las operaciones militares que se llevan a cabo.

Sexta. Elegido el Jefe de que trata la prevención anterior, todos los demás jefes con su fuerza formarán una sola columna, para que recorra las zonas de tierra caliente, de los Distritos de Montes de Oca, Galeana, Mina y Sur de Michoacán, en los que harán efectivo el decreto de ocho de septiembre de 1914.

Séptima. Se recomienda con especialidad, se den todo género de garantías y seguridades a los vecinos pacíficos de los puntos por donde pase la columna, para que no sufra menoscabo el buen nombre del Gobierno que sostiene el Plan de Ayala.

Octava. En los puntos donde no hubiere Autoridades civiles, puestas por la Revolución que defiende el Plan de Ayala, se procederá a su elección como lo previene el mencionado Plan en su parte relativa.

Novena. Si por convenir a las garantías y seguridades que deban hacerse efectivas, fuere necesario guarnecer algunas Plazas, se quedarán en ellas destacamentos, los que tendrán el efectivo indispensable, pero ante todo se procurará que los jefes u Oficiales que los manden, sean ciudadanos que se distingan como hombres de buena conducta, defensores leales del Plan de Ayala y conocedores de las necesidades del Pueblo.

Décima. De todas las operaciones que emprendan darán cuenta al General Jesús H. Salgado, Gobernador Provisional del Estado y jefe de las Armas del mismo y al Cuartel General del Ejército Libertador, de quienes recibirán únicamente órdenes que les comuniquen.

Reforma, Libertad, Justicia y Ley.

Cuartel General en Iguala, Gro. febrero 15 de 1915.

El General Jefe del Ejército Libertador de la República.

.
Fuente:

Laura Espejel, Alicia Olivera y Salvador Rueda. Emiliano Zapata. Antología.
Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana (INEHRM),
México, 1988. P. 264-265. (Fabela, Isidro. Documentos históricos de la Revolución
Mexicana. Emiliano Zapata. El Plan de Ayala y su Política Agraria.
México,
Editorial Jus, 1970 (Comisión Investigadora de la Revolución Mexicana),
334 pp., pp. 191-192)