DECRETO DE JESUS AGUILERA, COMANDANTE MILITAR
DE LA PLAZA DE CUERNAVACA
Noviembre 13, 1917

JESUS AGUILERA, COMANDANTE MILITAR de la Plaza de Cuernavaca, con las facultades que me concede la Superioridad, he tenido a bien expedir el siguiente

DECRETO

1o. Siendo ya alarmante el número de homicidios que de algunos días a esta parte se vienen cometiendo en esta ciudad, con detrimento de la Moral y la justicia, y siendo la causa principal de estos crímenes, la costumbre de que la gente que pertenece al Ejército Libertador ande siempre armada, aun dentro de la población; para evitar en lo posible la repetición de estos atentados, esta Comandancia Militar ordena:

2o. Todo jefe, Oficial o soldado que llegue de fuera a esta ciudad, y que no vaya de paso, lo mismo que los armados que viven aquí y que no desempeñen ninguna comisión; deberán guardar sus armas en alguna casa o cuartel, para salir a la calle, pues de lo contrario, el Resguardo de la población desarmará a los controventores de estas disposiciones.

Lo que hago saber para su cumplimiento.

REFORMA, LIBERTAD, JUSTICIA Y LEY.

Cuernavaca Mor. 13 de noviembre de 1917.

El Comandante Militar de la Plaza
Jesús Aguilera

.
Fuente:

Laura Espejel, Alicia Olivera y Salvador Rueda. Emiliano Zapata. Antología.
Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana (INEHRM),
México, 1988. P. 421. (AGN, Fondo Genovevo de la O, Caja 19, Exp. 6, f. 58.)