ZAPATA, CUMPLIDO DEUDOR,
ELOGIA BANAMEX
Por Roberto González Amador

 

Si Zapata viviera, en el Buró de Crédito no estuviera.

El general Emiliano Zapata, jefe del Ejército del Sur durante los años de la Revolución Mexicana, fue además de un insigne luchador social, un deudor cumplido.

"La época de la Revolución y sus secuelas fueron un reto para Banamex", recordaba ayer Manuel Medina Mora, actual director general del banco que está cumpliendo 120 años desde su fundación.

"Hubo que hacer préstamos forzosos, por lo general nunca cobrados, a las distintas facciones beligerantes", narró.

Aunque como dijo el banquero, también hubo episodios "muy notables".

El general Emiliano Zapata, acompañado por su escolta, se apersonó en la sede central de Banamex, que entonces, como ahora, se asienta en el Palacio San Mateo de los Condes de Valparaíso, en el centro de la capital mexicana.

Solicitó, con todas las formalidades del caso, un préstamo de 3 millones de pesos en papel billete, para lo cual ofreció como garantía una caja que contenía la para entonces nada despreciable suma de 100 mil pesos de oro.

"En vista de la garantía, y sólo en parte motivados por la fuerza armada que acompañaba al solicitante del crédito, los funcionarios del banco decidieron conceder el préstamo sin mayor análisis", relató Medina Mora.

Poco tiempo después, coincidiendo con el retiro del ejército del general Zapata de la ciudad de México, los principales lugartenientes del jefe revolucionario se presentaron en el mismo patio del Palacio San Mateo "a pagar el crédito de manera íntegra y a retirar su garantía", redondeó la anécdota el director general de Banamex.

¿También habrán pagado la cuenta en el Sanborn´s de Los Azulejos?


Fuente:

Zapata, cumplido deudor, elogia Banamex. Por Roberto González Amador
La Jornada. Junio 3, 2004, p. 26.