AGUASCALIENTES 1914:
ESTRUCTURA
INSTITUCIONAL Y
ESTADO DE
EXCEPCIÓN.

Por Jesús Antonio de la Torre Rangel.


Extracto:

    En octubre de 1914, se cumplen cien años de la celebración de la Convención Revolucionaria en la ciudad de Aguascalientes.

    La asamblea convencionista comenzó a sesionar el 10 de octubre y se declaró en receso el 16 de noviembre.

    El Teatro Morelos fue el local que albergó a las diversas delegaciones convencionistas y testigo mudo de sus acalorados debates. Se convirtió así, en un lugar histórico.

    Emiliano Zapata no asiste personalmente, pero manda delegados.

    Entre ellos sobresalen el licenciado don Antonio Díaz Soto y Gama y el periodista don Paulino Martínez.

    El primero destacó mucho por sus grandes facultades como orador.

    En la sesión del 27 de octubre ocurrió algo que, si bien hoy se ve como anecdótico, pudo mancharse el Teatro Morelos con la sangre del delegado sureño; el licenciado Soto y Gama, en un discurso acaloradísimo, tocando en forma despectiva a la bandera mexicana, exclamó:

    "Creo que vale más la palabra de honor que la firma estampada en este estandarte, este estandarte que a final de cuentas no es más que un triunfo de la reacción clerical encabezada por Iturbide. Yo, señores, jamás firmaré sobre esa bandera".

    En ese momento empezaron a callarlo, y sacaron la mayoría de los asambleístas su pistola; a pesar de las amenazas él se mantuvo en la tribuna, y, una vez calmada la asamblea, continúo su discurso, que terminó con grandes aplausos.

.
Fuente:


Jesús Antonio de la Torre Rangel.
"Aguascalientes 1914: Estructura institucional
y estado de excepción", en Redhes.
Revista de Derechos Humanos y Estudios
Sociales. Año VI, Número 12. México, Julio -
Diciembre de 2014. Páginas 47 a 55.