AYOTZINGO DURANTE
LA REVOLUCIÓN.

Por Rafael Pozos Acatitla


    Extracto:

    La señora Maximina Granados Pozos fue la primera persona que entrevisté, y me relató al respecto revolucionario, lo siguiente:

    "En aquella época tendría unos 14 años, y recuerdo que mi hermano Francisco me mandó a la tienda a comprarle sus cigarros.

    Salí de la casa y me dirigí a la tienda; de pronto miré mucha gente con sombreros grandes y pies descalzos, con armas unos y otros montados a caballo, vestidos
    de charros.

    Me dio tanto miedo que ya no entré a la tienda por los cigarros y asustada corrí de nuevo a mi casa y le dije a mi hermano Pancho que no le había comprado sus cigarros porque afuera de la tienda mucha gente no dejaba entrar, y como había caballos qué tal si uno me fuera a patear.

    Inmediatamente todos salimos a la esquina y fue como supe que eran los zapatistas, que llevaban dos estandartes, uno con la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe, con letras que decían 'Viva la Virgen de Guadalupe', y otro con el rostro del Caudillo del Sur, don Emiliano Zapata, y que decía 'Viva Zapata'. "

.
Fuente:

Rafael Pozos Acatitla.
"Ayotzingo durante la Revolución", en
Mi pueblo durante la revolución. Tomo I
.
Colección Divulgación del Instituto Nacional
de Antropología e Historia. México, 1985.
Páginas 65 a 71. 213 pp.