DE MADERO A OBREGÓN.
CINCO LOCOS EN LA
REVOLUCIÓN MEXICANA.

Por Alejandro Rosas.


Extractos:

    Para Zapata la vida era eso que pasaba mientras él lazaba y caracoleaba caballos, toreaba y corría parejeras, es decir, era un personaje que no se la pasaba mal, tenía una pequeña propiedad.

    Se dice que, con una muy buena cosecha de sandías que tuvo, lo que hizo fue comprar adornos de plata para su traje de charro, le encantaba la charrería; tenía dos o tres caballos, tampoco era ostentoso, pero no se la pasaba mal.

    El problema en el caso de Zapata es primero que él mismo tiene una visión demasiado reducida de lo que debe ser la Revolución Mexicana.

    Y segundo, que a eso se agrega la distorsión que introduce la historia oficial con lo que se pierde la real dimensión de Zapata.

    A zapata siempre nos lo dibujaron como el pobre, muerto de hambre.

    Si no eres pobre, muerto de hambre, y en algunos casos, si además no eres indígena, entonces no puedes defender a la Patria, así que vete.

    Eso es lo que ocurre con Zapata.

    Zapata es un mestizo, no es un indio, aunque tampoco debiera ser importante pero nos han contado cosas sobre el asunto racial en México que en la actualidad, nuevamente se pondera al indígena y hay que tratarlo de una manera especial; Juárez era indígena y jamás, en ningún momento pidió un trato preferencial.

    Entonces zapata el que nos dibujaron, tenía que ser un muerto de hambre, pobre, sufrido, que representaba quinientos años de explotación, y no es así, él era un propietario de su tierra, un clasemediero que podía sembrar, cultivar y demás.

    Zapata muestra un rasgo de grandeza que se debe reconocer, él como personaje se involucra y se compromete con su comunidad, y eso es lo que yo creo que hace la diferencia entre el protagonista de la historia y los que vamos pasando nada más viendo, sí participas en algunas cosas, pero no cambias tu entorno.

    Zapata cambia el entorno.

    Zapata "sin deberla ni temerla" como Madero decide asumir la responsabilidad de su pueblo.

    Pudo no haberlo hecho y vivir, no en la holgura pero no se la hubiera pasado mal, pensando que no hubiera estallado la Revolución, pero lo decide, se atreve y eso lo cambia todo.

.
Fuente:


Alejandro Rosas. De Madero a Obregón.
Cinco Locos en La Revolución Mexicana.
Academia.edu Conferencia realizada en el
Museo de Historia Mexicana, de la Ciudad de
Monterrey, Nuevo León, el 7 mayo 2014. 13pp.