APUNTES PARA EL
ANÁLISIS DE LA
REPRESENTACIÓN DEL
ZAPATISMO EN EL
DISCURSO DE LA PRENSA
CAPITALINA (1911-1913)

Por Zeus de Jesús Romero Anaya.


Extracto:

    El día 20 de junio de 1911, en la primera plana de El Imparcial se leía el encabezado: "Zapata es el moderno Atila".

    Este enunciado, simple en apariencia, estableció oficialmente las directrices y características del discurso que debía construir públicamente el significado del movimiento campesino surgido en el centro-sur del país a comienzos de 1911.

    A partir de ese momento toda la prensa capitalina dio una cobertura más amplia al conflicto zapatista y la norma fue inscribir cualquier referencia sobre este tema dentro del campo semántico de la dicotomía Civilización-Barbarie.

    Así se comenzó a construir la figura del bárbaro de la modernidad porfiriana, es decir, el bárbaro-zapatista.

    Porque, como ha señalado Pineda, la elección del signo "Atila", el bárbaro por antonomasia en Occidente, que la prensa convirtió en apodo del líder más destacado de la rebelión campesina, Emiliano Zapata, no era un simple insulto.

    Dicho signo se traducía concretamente en una emoción: miedo.

    Porque este signo, a su vez, remitía a otros signos en el pensamiento de las sociedades de Occidente: sadismo, violencia, despotismo, guerra, criminalidad, irracionalidad, odio, muerte y fin de la civilización occidental.

    En esta lógica, nuestro interés es identificar las influencias culturales y contextuales que configuraron esta representación del zapatismo en el discurso de la prensa y cuál era el objetivo que los emisores perseguían haciendo público y difundiendo el discurso del bárbaro-zapatista.

.
Fuente:


Zeus de Jesús Romero Anaya.
"El bárbaro de la modernidad porfiriana.
Apuntes para el análisis de la representación
del zapatismo en el discurso de la prensa
capitalina (1911-1913)", en Revista
Diacronías. Número 19. México,
mayo de 2018. Páginas 11 a 26.