EL CORRIDO Y LA
TROVA SURIANOS.

Por Víctor Hugo Sánchez Reséndiz.


Extracto:

    Un elemento fundamental de la cultura tradicional de los pueblos de Morelos es el llamado corrido suriano.

    Éste se extendió por toda el área conocida como "el sur" (el sur del Distrito Federal, la zona norte de Guerrero, sur de Puebla, una amplia región del Estado de México y por supuesto Morelos), incluso, los habitantes de esta zona se definían como surianos.

    Los surianos compartían rutas de peregrinación, con importantes santuarios como: Amecameca, Chalma, Tepalcingo, Ocotlán y Mazatepec, entre otros.

    La red de pequeñas ciudades y pueblos, y la capital regional, que era Cuautla, serían el teatro de operaciones del Ejército Libertador del Sur: las relaciones sociales que durante siglos se fueron entretejiendo se volcaron para respaldar el levantamiento zapatista dirigido por Emiliano Zapata.

    En el corrido suriano se encuentra una importante expresión de la cosmovisión de los pueblos surianos.

    En las letras aparece el apego al terruño, el amor galante, en resumen, se presenta la vida cotidiana y la épica zapatista.

    Para conocer esta tradición literaria y musical, Víctor Hugo Sánchez Reséndiz, entrevistó a Jesús Peredo, musicólogo, investigador y corridista o trovador.

.
Fuente:


Víctor Hugo Sánchez Reséndiz.
"El Corrido y la Trova Surianos", en
La Jornada del Campo. México,
17 de agosto de 2013.