EL DELITO DE
SER ZAPATISTA.
CUAUTLA, 1911.

Por Carlos Barreto Zamudio

 

    INDICE

    Extracto:

    El alcalde Teófanes Jiménez asumía una actitud de claro rechazo ante todo lo que procediera de Zapata y los zapatistas.

    Don Teófanes no era un tipo que gozara del consenso de los cuautlenses pues además de que era alguien que había transitado por el porfirismo, había alcanzado la presidencia municipal de forma provisional después de la toma de Cuautla, según sus opositores apoyado "por unas cuantas personas".

    Pero el propio alcalde rechazaba la especie argumentando que la representación de esas "cuantas personas" fue el propio Gral. Zapata quien, teniendo el control de la plaza a la salida del Quinto de Oro, organizó un plebiscito para nombrar un presidente municipal provisional, debido a que "aquellos actos de salvaje desorden terminaron con la deposición de todas las autoridades".

    Don Teófanes, furibundo antizapatista, señalaba que "el mismo Zapata me nombró Presidente Municipal provisional, no obstante que, cuando tomó posesión de la ciudad, pretendió fusilarme, instigado por la malevolencia de varios vecinos".

.
Fuente:

Carlos Barreto Zamudio.
"El delito de ser zapatista. Cuautla, 1911", en Historia de Morelos. Tierra, gente,
tiempos del Sur 1810-1910 / 2010
.
Nueve tomos. Director: Horacio Crespo.
Edición de Homenaje al Bicentenario de la
Independencia de México y al Centenario
de la Revolución Mexicana. Honorable
Congreso del Estado de Morelos (L Legislatura),
Universidad Autónoma del Estado de Morelos,
Ayuntamiento de Cuernavaca e Instituto
de Cultura de Morelos. México, 2009.

Edición digital. Tomo 7. Páginas 201 a 208.

Indice del libro completo.