EL ZAPATISTA
MANUEL ASÚNSOLO.

Por Pedro Siller Vázquez.


Extracto:

    Originario de la ciudad de Chihuahua, tenía 30 años cuando acompañó a Zapata, en marzo de 1911, en la toma de la ciudad de Cuautla, Morelos, y la foto en la que aparecen ambos le dio la vuelta a todo el país como símbolo de los nuevos tiempos en los que los hijos de hacendados se retratan con líderes agrarios radicales.

    Asúnsolo provenía de una familia en la cual su tío Antonio era uno de los más grandes terratenientes del norte de México gracias a sus concesiones de compañías deslindadoras, sobrepasado solamente por don Luis terrazas.

    A la muerte de su padre, de su mismo nombre, Manuel dilapidó rápidamente su herencia en proyectos espectaculares pero poco o nada rentables.

    Desde joven fue considerado como la oveja negra de la familia; en 1900, a los 19 años, fue enviado a estudiar a los Estados Unidos a una academia militar, que no le sirvió de mucho.

    Manuel Asúnsolo fue el primero que tomó Cuernavaca al frente de las tropas zapatistas el 22 de mayo de 1911; cuatro días después llegó el caudillo suriano, pero la unión de Zapata con Figueroa fue muy breve y colocó al chihuahuense en un dilema que finalmente decidió al lado del primero.

    Apenas había tomado esta decisión cuando Madero designó a Figueroa como gobernador de Morelos por lo que tuvo que salir a la ciudad de México para no ser fusilado por su antiguo jefe.

.
Fuente:


Pedro Siller Vázquez.
"El zapatista Manuel Asúnsolo", en
Cuadernos Fronterizos, publicación
cuatrimestral. Número 20.
Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.
Ciudad Juárez, Chihuahua, México, 2018.
Páginas 40 y 41.