EMILIANO ZAPATA:
BANDIDO, APÓSTOL,
CAUDILLO, LEYENDA,
GUERRILLERO O
REVOLUCIONARIO.

Por José Valdemar Portillo López.

 

    Extracto:

    Corría el año de 1915 y aunque Zapata, era uno de los más importantes caudillos y jefes militares de la revolución, seguía viviendo, sencillamente, como cualquier otro campesino, apegado a sus costumbres de siempre, lejos del boato y de los lujos.

    En Tlaltizapán, tenía su cuartel general y su casa, su compañera y sus hijos, por las tardes, iba hasta la plaza del pueblo y se quedaba allí, hablando con los campesinos y fumando. Todos le llamaban "salvador" y "padre" y lo adoraban como a un santo.

.
Fuente:

José Valdemar Portillo López.
Emiliano Zapata: bandido, apóstol,
caudillo, leyenda, guerrillero o
revolucionario.
Gran Logia de Nuevo León.
Monterrey, Nuevo León,
México, abril 10 de 2000. 18pp.

Ver texto completo