EMILIANO ZAPATA. EL
JEFE REVOLUCIONARIO
DEL SUR.

Por Laura Espejel y Ruth Solís Vicarte.


Extracto:

    Cerca de Cuautla, junto al río Ayala, hay un pueblito pequeño y muy bonito que se llama Anenecuilco.

    Este lugar tiene casas de adobe, chozas de palma y un pequeño zócalo donde pasean los habitantes del lugar.

    A fines del siglo pasado en Anenecuilco vivían sólo 400 familias.

    Casi todos los habitantes eran campesinos pobres que trabajaban en las haciendas cercanas, donde se cultivaba la caña de azúcar; ellos sembraban, quemaban y cortaban la caña.

    En Anenecuilco vivían don Gabriel Zapata y su esposa, doña Cleofas Salazar.

    Ellos tuvieron 10 hijos; al noveno le pusieron de nombre Emiliano y nació el 8 de agosto de 1879.

    Igual que sus hermanos y amigos, Emiliano estudió la primaria en la escuela del pueblo.

    Lo que más le gustaba era la historia de México, pero no sólo la que le enseñaba su maestro, sino la que aprendía de su tío abuelo.

.
Fuente:


Laura Espejel y Ruth Solís Vicarte.
Emiliano Zapata. El Jefe Revolucionario del Sur.
Instituto Nacional de Estudios Históricos
de las Revoluciones de México.
Biografías para niños. México, primera
edición 1986. Primera edición en
formato electrónico 2019. 35pp.