LA REVOLUCIÓN
OLVIDADA.
EMILIANO ZAPATA EN
LA MEMORIA DE LOS
PUEBLOS DEL SUR.

Por Armando Josué López Benítez.


Extracto:

    Diversos autores se han acercado al estudio de la figura de Emiliano Zapata como mito, referiremos solamente a los que han presentado una construcción del mito desde la óptica propia de los pueblos, en principio tenemos a Robert Redfield (1946, pp. 170-204), durante su trabajo etnográfico en Tepoztlán en 1927, a través de entrevistas, observación y recopilación de algunos corridos encontró que a Emiliano Zapata se le tenía como un personaje sobrehumano, incluso halló un testimonio de la “no muerte”, elementos sin duda abundará a lo largo de la región.

    Por su parte, Jesús Sotelo Inclán (2012, pp. 415-456), que a escasos años del asesinato del General en Jefe entrevistó a familiares cercanos, entre ellos a la hermana María del Jesús Zapata Salazar, que refirió datos que ya se contaban en la región desde el mismo momento del asesinato, por ejemplo, que el cuerpo que se presentó en Cuautla el 10 de abril de 1919 no era su hermano, ya que carecía de una marca de nacimiento: una manita en el pecho.

    El tema fue ignorado por los posteriores investigadores, como John Womack, sin embargo, con la conformación del equipo comandando por Alicia Olivera, donde se encontraban jóvenes investigadores como: Laura Espejel, Salvador Rueda, Carlos Barreto Mark, entre otros, recopilaron un excelente archivo de tradición oral del que se desprendieron fabulosas publicaciones, como: “¿Ha muerto Emiliano Zapata?”, de Alicia Olivera (1975, pp. 43-52), en el que a través de la voz de viejos combatientes zapatistas se puede ahondar en la predestinación de Emiliano, sus características en vida y la “no muerte.

     

.
Fuente:


Armando Josué López Benítez.
"La Revolución olvidada. Emiliano Zapata
en la memoria de los pueblos del Sur", en
Revista Diaphora número 5. Emiliano Zapata
y el estado de Morelos. Cuernavaca, Morelos,
México. Enero - Junio 2019. Páginas 69 a 103.