ESOS IGNORANTES
QUE HACEMOS
LA GUERRA.

Por Juan Gaudenzi.


Extracto:

    Las cartas o notas intercambiadas por el "Centauro del Norte" y el jefe del "Ejercito Libertador del Sur y Centro", fueron reunidas a lo largo un exhaustivo trabajo de investigación por el documentalista mexicano Armando Ruiz en una obra titulada "Nosotros, los ignorantes que hacemos la guerra".

    El nombre corresponde a la cita textual de un párrafo contenido en una de las misivas.

    ¿Fue Villa o Zapata quien lo escribió o dictó a uno de sus secretarios?

    Lo mismo da porque, pese a tratarse de personalidades muy diferentes, uno de los rasgos compartidos mas sobresalientes fue su convencimiento de que intelectualmente no estaban preparados para otra cosa que no fuese la guerra.

    Hay en esto una buena dosis de mal entendida modestia, porque para librar una guerra revolucionaria como ellos lo hicieron hace falta bastante más que una educación académica.

    Pero, por sobre todo, lo subrayable (o censurable) es su absoluta falta de ambición de poder.

    Estaban convencidos de que su papel estaba en el campo de batalla.

    Que de capitalizar sus victorias militares en el terreno de la política se encargaran otros "no ignorantes": militares de carrera, intelectuales, pequeño-burgueses, profesionales o políticos a tiempo completo.

    Prueba de ello es que cuando sus fuerzas ocuparon la capital del país y ellos se instalaron en la máxima sede del poder político -el Palacio Nacional-, teniendo todo a su favor para dirigir desde allí el destino de la Revolución y de la Republica, se marcharon a los pocos días.

    Tal vez esa fue su gran equivocación.

.
Fuente:


Juan Gaudenzi.
"Esos ignorantes que hacemos la guerra".
Comentarios a la correspondencia entre
Villa y Zapata, reunida y publicada por el
documentalista Armando Ruiz.
Especial para Argenpress Cultural.
México, Noviembre 27 de 2010. 19pp.