JOSÉ GUADALUPE
POSADA.
TRANSMISOR.

Museo Nacional de Arte.


Extracto:

    El Museo Nacional de Arte presenta la exposición José Guadalupe Posada: transmisor, con la intención de situar su producción visual en el marco de un concepto enriquecedor, considerando su potencial explicativo.

    Nacido el 2 de febrero de 1851, Posada tuvo desde muy temprano una importante relación con las técnicas de producción de imágenes más empleadas en su espacio social, sobre todo, desde el momento en que ingresó al taller de José Trinidad Pedroza en 1868, y donde comenzó su formación como ilustrador en el periódico El Jicote.

    Aquel primer momento marcó el nacimiento de tal fenómeno de producción que sería fundamental para la consolidación del sistema mexicano de las artes del siglo siguiente.

    A partir de su relación con Trinidad Pedroza, Posada pudo consolidar en la ciudad de León un esquema diverso de producción visual, ya que los servicios que ofrecía el negocio montado por ambos, y posteriormente continuado por Posada, implicaban una gran variedad de tipos de representaciones visuales para satisfacer distintas necesidades de consumo y comunicación.

    Con su traslado a la Ciudad de México en 1887, sus primeras colaboraciones con Irineo Paz, editor de La Patria ilustrada, la Revista de México y su trabajo para el editor Antonio Vanegas Arroyo en la Gaceta Callejera, podemos identifificar una readecuación de la producción visual a un espacio simbólico distinto que permite crear una seriación y al mismo tiempo la producción de múltiples objetos con una genealogía en común.

    En la editorial de Vanegas Arroyo, la más grande en su tipo, publicaba literatura "popular", hojas volantes, historias de santos, noticias, canciones y calaveras para el día de muertos que eran distribuidas por vendedores en todo el país.

.
Fuente:


José Guadalupe Posada. Transmisor.
Museo Nacional de Arte.
Instituto Nacional de Bellas Artes.
México, primera edición 2013. 64pp.