LA INSURRECCIÓN
MADERISTA EN
GUERRERO.

Por Francisco Herrera Sipriano.


Extracto:

    La revolución maderista había concluido. En el estado se procedió al licenciamiento de las tropas revolucionarias, facilitado porque siendo época de siembra muchos campesinos y peones levantados en armas decidieron volver a sus labores del campo.

    Pero no todos, muchos esperaban el cumplimiento inmediato de la promesa maderista de la restitución de tierras a las personas y pueblos despojados, como Emiliano Zapata en Morelos y Jesús H. Salgado en Guerrero.

    Las fotografías 1-3 corresponden a dirigentes maderistas que operaron en la región Norte de Guerrero: Bertrand, Vicario y los Figueroa, integrantes del Club Juan Álvarez, con sede en Huitzuco.

    La 4 reúne a líderes revolucionarios que pelearon por el rumbo de Teloloapan y Tierra Caliente: Leovigildo Álvarez, Jesús H. Salgado y otros; Salgado llegó a ser gobernador zapatista en marzo de 1914.

    Las 5, 6 y 7 muestran a los jefes principales de la región de La Montaña: Almazán, Acevedo Cortés, Galeana y Mendoza, además de tropa maderista en posesión de la plaza de Tlapa; con el tiempo, Galeana se convirtió en líder zapatista más destacado de la comarca.

    En la región Centro, con núcleo en Chilpancingo, sobresalió el general Julián Blanco, con antecedentes de luchador por la democracia (fotografía 8).

    De la 9 a la 11 las imágenes se refieren a Centurión y Añorve, promotores y dirigentes del maderismo en la Costa Chica.

    Fotos 12 y 13: Álvarez, Mariscal y Gómez, líderes de la Costa Grande; Mariscal llegó a ser gobernador carrancista.

.
Fuente:


Francisco Herrera Sipriano.
"La insurrección maderista en Guerrero", en
Dimensión Antropológica.
Revista Cuatrimestral.
Instituto Nacional de Antropología e Historia.
México, Agosto de 2010. Páginas 181 a 191.