LA SOLEDAD Y EL
FUEGO DE DOLORES
JIMÉNEZ Y MURO.

Por Oresta López y Varinia Hernández.


Extracto:

    Poco después Dolores, por invitación expresa del general Emiliano Zapata, se une a las filas del zapatismo donde realiza tareas de profesora, escritora y oradora.

    Pese a su avanzada edad, acompañaba a diversos lados al ejército suriano.

    En 1914 estuvo recluida nuevamente durante 11 meses por órdenes de Victoriano Huerta.

    Para ella había un trato más duro que el que se daba a otras revolucionarias más jóvenes, ella era la más vieja y sus habilidades como escritora e intelectual al servicio de la revolución, primero con los clubes liberales, posteriormente con Madero y después con Zapata, eran ampliamente conocidas.

.
Fuente:


Oresta López y Varinia Hernández.
"La soledad y el fuego de Dolores Jiménez y
Muro", en La Triple Jornada, número 39.
Suplemento especial: Olvidadas mujeres de la
Revolución. México, 5 de noviembre de 2001.