LAS DIFERENTES
CONMEMORACIONES
DE EMILIANO ZAPATA.

Por Salvador Rueda Smithers.


Extracto:

    En 1922 el presidente Álvaro Obregón en un acto reivindicador abanderaba la reforma agraria en Morelos como eje central.

    El 10 de abril del mismo año, una comisión conmemoraría el sacrificio en Chinameca y proyectaría a Emiliano Zapata como alto héroe de la Revolución.

    La comisión estaba formada por veteranos del Ejército Libertador del Sur leales al presidente caudillo.

    Para el presidente Obregón, Zapata no sería una sombra, sino el rebelde insobornable; sería el hombre-límite, símbolo de una Revolución que ahora lo incluía como pilar —y que con ello desterraba a los competidores ajenos al presidente, vueltos rebeldes inaceptables, y a sus personalistas ambiciones disfrazadas de una nueva guerra civil—.

    El gobierno cardenista, en 1938, cobijó un homenaje a Emiliano Zapata más profundo y menos interesado que el obregonista de 1922, pues para entonces la imagen del jefe sureño estaba claramente relacionada con las políticas agraristas estatales y símbolo de la revolución social como práctica de justicia postergada centenariamente.


.
Fuente:


Salvador Rueda Smithers.
"Las diferentes conmemoraciones de
Emiliano Zapata", en Bibliotecario.
Investigación y Análisis. Año 18. Número 112.
Revista semestral. Dirección General de
Bibliotecas de la Secretaría de Cultura.
Número especial: Emiliano Zapata (1919 - 2019)
La muerte del hombre que hizo nacer una
historia. México, Junio 2019. Páginas 27 a 30.