LOS REVOLUCIONARIOS
EN LA CIUDAD
DE MÉXICO.

Por Angélica Vázquez del Mercado.


Extractos:

    Por las calles de la capital se ven gentes de todas partes del país; pero la verdad los que más nos hacemos notar somos los villistas y los zapatistas.

    Dicen que somos las fuerzas revolucionarias más poderosas: la División del Norte y el Ejército Libertador del Sur.

    Por eso se reunieron nuestros jefes, Villa y Emiliano Zapata, y firmaron el Pacto de Xochimilco, aquí cerquita de la ciudad, donde se comprometieron a ayudarse y a respetarse cada uno en sus terrenos.

    Pero los zapatistas son… ¿cómo puedo decirte?, como muy tímidos, como si les diera vergüenza todo; eso no quiere decir que sean cobardes, ¡qué va!

    Nomás que no andan robando las casas ni haciendo escándalos como otros que conozco.

    ¿Has visto alguna vez a Villa y a Zapata?

    Son hombres muy bragados, machos, valientes.

    ¡Tenías que haberlos visto entrar triunfantes a la Ciudad de México!

    Eso fue hace poco, el 6 de diciembre.

    ¡Qué lástima que no estuviste ahí!

    Mi general Villa nos condujo desde Tacuba hasta el Paseo de la Reforma -vieras las casas qué bonitas, unas mansiones enormes, con jardines bien arregladitos-, donde nos encontramos con la columna encabezada por Zapata proveniente de San Ángel y Mixcoac.

    El ejército del sur se identifica más fácilmente porque casi siempre viste calzón blanco con sombrero de palma muy ancho, donde yo he visto que guardan pan y otras cosas ligeras, y cargan las cananas en el pecho formando una x.

    Las tropas del norte vestimos uniformes color caqui pardo y sombreros de fieltro.

.
Fuente:


Angélica Vázquez del Mercado.
Los revolucionarios en la Ciudad de México.
Instituto Nacional de Estudios Históricos de las
Revoluciones de México. México, 2019. 15pp.