MÁS ALLÁ DE LOS
ESTEREOTIPOS: EL
PRO Y EL CONTRA
DE LA HISTORIA ORAL
EN TORNO A LA
REVOLUCIÓN MEXICANA.

Por Laura Espejel López.


Extracto:

    Desde que ingresé al Instituto Nacional de Antropología e Historia, en 1973, quedé adscrita al Programa de Historia Oral, que formaba parte del Departamento de Antropología Social.

    Por fortuna, las coordinadoras del proyecto, hoy por hoy reconocidas pioneras en la materia, eran las historiadoras eméritas Alicia Olivera de Bonfil y Eugenia Meyer.

    Fue la doctora Andrea Sánchez Quintanar, entonces jefa del Departamento de Manuscritos de la Biblioteca Nacional, quien en 1971 me introdujo al placer de trabajar con documentos de primera mano.

    Así, mis primeras experiencias giraron en torno a los archivos depositados en los acervos del Departamento de Manuscritos y Libros Raros, resguardados en la caja fuerte del ex convento de San Agustín, donde logré canalizar mi interés al organizar y catalogar cartas, telegramas y recortes de periódicos de principios del siglo XX mexicano.

    Pero en 1976 fue necesario tomar una decisión: o continuaba en la institución de la UNAM, o me dedicaba de tiempo completo a investigar la historia oral.

    Había llegado el momento en que debía tomar una decisión.

    El azar de la historia fue el sino que me distinguió.

    En 1979, el proyecto de Historia Oral, coordinado por la maestra Alicia Olivera se suspendió por decisión del director general del INAH, profesor Gastón García Cantú.

    No podíamos continuar la tarea de rescatar testimonios.

    Entonces, el doctor Enrique Florescano acordó y solicitó a la maestra Olivera la confección de un nuevo proyecto que retomara la experiencia colectiva de ella y sus ayudantes y discípulos: Salvador Rueda y yo.

    Por un lado, surgió la oportunidad, por invitación del doctor Guillermo Bonfil, para que la maestra Alicia facilitara el que Salvador Rueda participara en el inventario del archivo del general zapatista Genovevo de la O, para integrar sus más de 50 mil documentos -que van de 1911 a 1952- al acervo del Archivo General de la Nación.

    Por otra parte, aquello se ligaba a nuestro trabajo de rescate testimonial: en ocasiones el archivo ratificaba la memoria zapatista, en otros la desmentía.

.
Fuente:


Laura Espejel López.
"Más allá de los estereotipos: el pro y el contra
de la historia oral en torno a la Revolución
mexicana", en Revista Contemporánea.
Toda la historia en el presente. Número 2.
México, julio - diciembre de 2014. 12pp.