RELACIÓN CINE Y
PRENSA DEL ZAPATISMO
CON BREVES
COYUNTURAS DEL
ANARQUISMO ARGENTINO,
ESPAÑOL Y BRASILEÑO.

Por María Berenice Fregoso Valdez.


Extracto:

    Por su composición campesina e indígena, el zapatismo fue un movimiento marginado por ciertos sectores sociales, que lo consideraban integrado por huestes bárbaras.

    Este estereotipo se intensificó cuando su dirigente Emiliano Zapata rompió relaciones con Francisco I. Madero.

    Fue por estas razones que el Ejército Libertador del Sur recibió poca atención del cine, a pesar de que éste ya era un medio utilizado por las diferentes facciones revolucionarias en México.

    A partir de estas consideraciones, este trabajo repasará brevemente y desde sus orígenes la poco conocida filmografía zapatista, haciendo hincapié en la manera en que estos materiales fílmicos eran usados como propaganda en el interior del país a favor y en contra del Ejército Libertador del Sur.

    Los documentos visuales han ganado poco a poco su reconocimiento dentro del campo historigráfico.

    Sin embargo, el cine y, particularmente la filmografía silente del período zapatista, continúa siendo, una temática poco estudiada.

    Son ya varios los estudios dedicados al cotejo y recreación de los hechos históricos por medio de imágenes fotográficas, o su interpretación mediante películas de ficción, pero poco se ha contextualizado el movimiento suriano por medio de sus películas testimoniales.

    Esto se ha debido en parte a que, hasta ahora, solo se tenían referencias escritas de su existencia, y no se habían encontrado las filmaciones resguardadas en los diferentes acervos de México.

    Al revisar los listados locales sobre películas de la Revolución Mexicana, podemos constatar que el primer documental donde intervienen las huestes de Zapata es el Viaje del señor Madero al sur (Hermanos Alva, 1911).

    Este film fue realizado en ocasión de la gira emprendida por Gustavo I. Madero a los estados de Morelos y Guerrero para promover su campaña de pacificación y pactar el desarme de fuerzas pertenecientes a aquellas regiones.

    En dicha película el personaje principal es evidentemente Madero y la intervención de los surianos es meramente de escoltas.

    En 1914, surgieron dos películas cuya intención era netamente propagandística.

    La primera concebida en contra del movimiento zapatista, se titulaba Sangre hermana y había sido rodada por Samuel Carretero, Ernesto Torrecilla y Antonio Ocañas, que habían pasado varios meses en Morelos "recorriendo los puntos más peligrosos" (como decía el diario El País de 10 de enero de 1914).

    El segundo film, titulado La revolución zapatista, simpatiza por el contrario con las huestes surianas.

    Aunque se desconoce el autor de esta obra, en las descripciones de las escenas aparece recurrentemente como personaje principal el Dr. Alfredo Cuarón, lo que da indicios de su posible participación en la realización.

.
Fuente:


María Berenice Fregoso Valdez.
"Relación cine y prensa del zapatismo con
breves coyunturas del anarquismo argentino,
español y brasileño", en Actas del I Simposio
iberoamericano de estudios comparados
sobre cine. Editorial de la Facultad de
Filosofía y Letras. Universidad de Buenos Aires.
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina,
primera edición 2015. Páginas 261 a 271.
Versión en portugués, páginas 272 a 282.
(Tradução de Natalia Christofoletti Barrenha)
Bibliografía, páginas 283 y 284.