REVOLUCIÓN, PRENSA
Y LEGITIMIDAD POLÍTICA.
EL CASO DE LA
CONVENCIÓN DE
AGUASCALIENTES.

Por Luciano Ramírez Hurtado.


Extracto:

    Aguascalientes fue escogida en octubre de 1914 como sede para la realización de la Convención Revolucionaria, con el claro propósito de tratar de evitar la escisión entre las facciones, decidir quién gobernaría el país y en qué forma, así como acordar la elaboración de un programa de gobierno.

    Repentinamente Aguascalientes se convirtió en el foco de atención de todo el país y acaparó la atención pública.

    Los revolucionarios de las distintas facciones, la prensa y la opinión pública volvieron su mirada expectante hacia la capital hidrocálida.

    La función de los enviados especiales consistió en mandar telegramas a la ciudad de México, para que la gente de redacción del periódico elaborase la crónica de los debates.

    De manera inesperada Aguascalientes pasó a ser "la capital de los ciudadanos armados de México" y se transformó en el "reino de la revolución".

    La Convención Revolucionaria de Aguascalientes fue un organismo más representativo que la junta de la ciudad de México, pues acudieron carrancistas, villistas y en breve llegarían también los zapatistas.

    Esto ocurrió el 27 de octubre. Los delegados zapatistas también fueron acosados por los fotógrafos, y por supuesto, también fueron objeto de acres críticas por parte de los periodistas.

    Al general Juan M. Banderas, por ejemplo, le vieron "aspecto de tabernero".

    A los zapatistas se les ve sentados a la hora de los debates, platicando, con miradas hurañas y desconfiadas.

    La estampa pintoresca de los delegados zapatistas fue también motivo de burlas.

    Vestían la mayoría de ellos con su enorme sombrero ancho, pantalones ajustados y camisa campesina.


.
Fuente:


Luciano Ramírez Hurtado.
"Revolución, prensa y legitimidad política.
El caso de la Convención de Aguascalientes",
en Caleidoscopio. Revista Semestral de
Ciencias Sociales y Humanidades.
Universidad Autónoma de Aguascalientes.
México, enero - junio de 2001.
Páginas 131 a 154.