TEATRO MORELOS DE
AGUASCALIENTES:
MONUMENTO HISTÓRICO
E INSTRUMENTO DE
LEGITIMIDAD POLÍTICA.

Por Luciano Ramírez Hurtado y
Vicente Agustín Esparza Jiménez.


Extracto:

    El Teatro Morelos de Aguascalientes, construido en 1885, se convirtió durante el Porfiriato en el máximo símbolo de progreso, civilización y modernidad de la ciudad.

    Además, fue en 1914 sede de la Soberana Convención Revolucionaria.

    Durante la Convención de Aguascalientes el empresario de cine Federico Bouvi ofreció una función debido a que el teatro salón Vista Alegre había sido derribado para abrir la avenida de la Convención a mediados de ese mismo año de 1914, por lo que el gobernador Alberto Fuentes Dávila le ofreció el teatro Morelos para proyectar sus cintas cinematográficas.

    Como era común, las vistas contenían escenas revolucionarias en las que aparecían los diferentes caudillos, por lo que en esa ocasión el bullicio no se hizo esperar, pues cada vez que las diferentes facciones revolucionarias eran proyectadas en el lienzo se formaban corillos a favor de los convencionistas y en contra de los constitucionalistas, como lo recordó varios años después Martín Luis Guzmán.

    En los años posteriores se convirtió en sala cinematográfica y comenzó a deteriorarse con el paso de los años, a grado tal que fue planteada su demolición.

    Fue hasta 1963 y 1964 que el inmueble fue rescatado y remodelado con apoyo de los gobiernos estatal y federal, y declarado Monumento Nacional por la legislatura local, con el fin de conmemorar el L aniversario de la Convención Revolucionaria.

.
Fuente:


Luciano Ramírez Hurtado y
Vicente Agustín Esparza Jiménez.
"Teatro Morelos de Aguascalientes:
monumento histórico e instrumento de
legitimidad política", en Boletín de
Monumentos Históricos. Tercera época,
núm. 34. Instituto Nacional de Antropología e
Historia. México, mayo - agosto 2015.
Páginas 61 a 79.