TRAS LAS FUENTES
TRIBUTARIAS
PERDIDAS, 1910-1940.

Por María Cecilia Zuleta.

 

    Extracto:

    Pablo Escandón y Barrón asumió la gubernatura de Morelos en marzo de 1909, y permaneció en ella acosado por la irrupción del zapatismo hasta marzo de 1911.

    Su gestión, además de preceder a la disrupción del sistema político y del marco legal que sobrevino desde 1913 en Morelos, constituye un momento significativo visto desde el ángulo de la historia de la Hacienda estatal: un momento de reforma que estableció innovaciones cuyo concepto sería perdurable para la organización tributaria y hacendaria de la entidad, reformas que incluso serían retomadas después del ciclo de revolución, guerra y agrarismo radical, dos décadas después.

    Las reformas se desplegaron en tres ámbitos: el marco constitucional (particularmente el que regulaba la función hacendaria), la organización administrativa y fiscal de la economía agraria regional (en concreto, del registro catastral de la propiedad), y la estructura tributaria.

    Estos ámbitos de transformación institucional se plasmaron en tres instrumentos legales: una propuesta de modificaciones a la constitución (diciembre de 1909), una "Ley de Revalúo de la propiedad raíz en el Estado" (junio de 1909), y una "Ley General de Hacienda del Estado de Morelos" (mayo de 1910).

    Nos concentraremos aquí en las dos últimas.

.
Fuente:

María Cecilia Zuleta. "Tras las fuentes tributarias
perdidas, 1910-1940", en Historia de Morelos.
Tierra, gente, tiempos del Sur 1810-1910
/ 2010. Tomo 8.
Nueve tomos. Director:
Horacio Crespo. Edición de Homenaje al
Bicentenario de la Independencia de México
y al Centenario de la Revolución Mexicana.
Honorable Congreso del Estado de Morelos
(L Legislatura), Universidad Autónoma del
Estado de Morelos, Ayuntamiento de Cuernavaca
e Instituto de Cultura de Morelos. México, 2010.
Tomo Octavo: Política y Sociedad en el Morelos
Posrevolucionario y Contemporáneo. 741pp.
Coordinadores: María Victoria Crespo y
Luis Anaya Merchant. Páginas 145 a 177.