UNA NUEVA VISIÓN
DE ZAPATA.

Por Abelardo Villegas.


INDICE

    Estas contradicciones las muestra con mucha agudeza Womack en el meollo mismo de la cuestión agraria.

    En los años de 1914 y [19]15, cuando el zapatismo pone en práctica la restitución de las tierras, ésta se hace, según declaración de Palafox, secretario de Zapata, "de conformidad con las costumbres y usos de cada pueblo... es decir, que si determinado pueblo pretende el sistema comunal así se llevará a cabo, y si otro pueblo desea el fraccionamiento de la tierra para reconocer su pequeña propiedad, así se hará" (página 224).

    El reparto y la restitución eran, pues, procesos en los que funcionaba una estricta democracia, una estricta autonomía popular y municipal.

    El resultado reveló el carácter profundamente conservador de esos pueblos; se rechazó por completo el cultivo de la caña, cuyos productos habían logrado insertar los hacendados en el mercado nacional e internacional creándose una riqueza que ya comenzaba a ser fabulosa, y la fértil tierra se utilizó para plantar los acostumbrados frijoles, garbanzos, maíz, tomates, cebollas, chiles, etcétera.

    Esto, desde luego, mejoró notablemente su dieta, pero no se alcanzó ni se intentó siquiera obtener un alto nivel productivo.

.
Fuente:


Abelardo Villegas.
"Una nueva visión de Zapata", en
Revista Deslinde, número 4.
Mayo - Agosto de 1969. Revista de la
Facultad de Filosofía y Letras.
Universidad Nacional Autónoma de México.
México. Páginas 63 a 65.