ZAPATA CONTRA TODO
Y CONTRA TODOS.

Por Manuel Peinado.


Extracto:

    Huérfano a los 16 años, Zapata heredó de su humilde familia un valor sin ambiciones y una empecinada integridad.

    Después de trabajar en la hacienda de Ignacio de la Torre (yerno de Porfirio Díaz), Zapata regresó indignado a Anenecuilco dJpués de constatar que los caballos de la Ciudad de México vivían mejor que los campesinos de Morelos.

    Comenzada la Revolución, Zapata se lanzó a la lucha con objeto de recuperar las tierras que originalmente fueron propiedad de los indígenas como él.

    Proclamado jefe del Ejército Libertador del Sur, en noviembre de 1911 difundió su Plan de Ayala, que exigía la entrega de todas las tierras a los campesinos.

    Las tropas de Zapata ganaron numerosas batallas contra las tropas porfiristas que fueron fundamentales para el triunfo de la Revolución.

    A finales de 1918 González lanzó una nueva campaña en la que contó con un aliado inesperado y feroz: una epidemia de gripe que causó estragos en el territorio zapatista.

    La población, debilitada por la guerra, los desplazamientos y la mala alimentación, fue rematada por la enfermedad.

    La muerte causó un despoblamiento atroz.

    Una cuarta parte de la población falleció.

    En los primeros meses de 1919 todas las ciudades de Morelos estaban ocupadas por las tropas federales.

    Las aldeas campesinas eran un retrato preciso de la soledad de los pueblos abandonados, merced a la retirada de los zapatistas a la seguridad de las montañas.

    Hastiado, Carranza decidió recurrir a la traición para acabar con el líder popular.

.
Fuente:


Manuel Peinado.
"Zapata contra todo y contra todos", en
Diario de Alcalá. Madrid, España,
6 al 12 de junio de 2013. Página 34.