ZAPATA: DONDE
SE UNEN LOS
COLORES.

Por Moroni Spencer Hernández de Olarte.


Extracto:

    Era la mañana de un frío lunes de noviembre de 2009 cuando me dirigí a la casa de Don Juanito, un anciano de casi 90 años que vivía en una pequeña habitación de adobe en medio de un huerto de capulines.

    Nunca imaginé que aquel día recibiría la lección más importante de mi carrera académica, por lo menos a lo que al zapatismo se refiere.

    Al llegar vi a Don Juanito esperándome sentado en una silla de madera.

    Iniciamos la entrevista, la cual duró cerca de dos horas, casi al terminar el abuelito -como le decían cariñosamente sus nietos- me miró a los ojos y me dijo:

    Lo que yo le quiero decir a usted es lo que mi santo padre me decía... a Zapata lo siguieron muchos, Zapata hizo muchas cosas y los zapatistas eran de muchos lados, no solo de uno, por eso no eran iguales... para pronto joven: El zapatismo no es como el cielo, azul todo, el zapatismo es como el arcoíris, unión de colores.

    Estas palabras sencillas pero profundas, expresadas por un anciano lleno de sabiduría, aquella que "se enraíza en la experiencia personal y directa con el mundo", explican la fuerza, continuidad y vigencia del movimiento que Emiliano Zapata dirigió, el cual consintió la unión de distintas visiones y/o realidades bajo su bandera, característica que le permitió trascender tiempo y espacio.

.
Fuente:


Moroni Spencer Hernández de Olarte.
"Zapata: donde se unen los colores", en
Zapata. Entre la historia y el mito.
La Bola, revista de divulgación de la historia.
Año 1 Número 3. México,
octubre - noviembre 2019.