ZAPATA MURIÓ
VARIAS VECES.

Por Jorge Carrillo Olea.


Extracto:

    El pasado día 10 se conmemoró el LXXXIX aniversario de la muerte de Emiliano Zapata.

    Tengo la impresión de que él había muerto varias veces: la primera de ellas cuando, a finales de 1918, vio que irremediablemente su causa estaba perdida.

    Madero lo había traicionado, Villa a salto de mata, muertos o huidos sus principales ideólogos y "generales", Carranza tras él, el Estado devastado y despoblado, diez años de guerra en tan pequeño territorio lo destruyeron.

    La segunda, cuando decidió in pectore suicidarse en Chinameca.

    Es impensable que un hombre tan fogueado, malicioso y belicoso acudiera solo a una boca de lobo para asistir a una comida.

    La tercera fue cuando se concretó la masacre a la que se le sometió, sin que muriera un solo zapatista, simplemente porque no había ninguno.

    Buscó morir para salvar su nombre.

    Esta última idea la conversé muy tranquilamente con su hijo mayor, Don Mateo, un domingo, muy tarde, en su casa de Cuautla.

    El escuchó y tardo en su comentario dijo: "Mi padre estaba acabado", sin con ello confirmar o rechazar la idea.

.
Fuente:


Jorge Carrillo Olea.
"Zapata murió varias veces", en
Revista Siempre. México, 20 de abril de 2008.
Página 44.